XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de colores

Otros chistes

Chiste de buenos

Una pareja prepara el divorcio:
- Yo me quedo con el ni√Īo, Pepe.
- ¬ŅY eso por qu√©, Mar√≠a?
- Porque es mío, no tuyo.
- ¬°Pero si tampoco es tuyo!
- ¬ŅC√≥mo que no? ¬ŅY qui√©n Io pari√≥?
- No s√©. ¬ŅRecuerdas el d√≠a en que naci√≥? Cuando est√°bamos en la maternidad, el ni√Īo se cago y me pediste que Io cambiara.
- Sí.
- ¡Pues lo cambié!

Tags: divorcios, bebes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, matrimonios, infidelidad

Un individuo est√° trabajando toda su vida para comprarse un seiscientos de segunda mano.
El día que se lo dan llega a casa diciendo:
- Ya lo tenemos María, lo tengo abajo aparcado- salen los dos al balcón y dice - míralo María es el blanco.
Y mientras lo est√°n mirando un individuo les est√° abriendo la puerta.
- Que nos lo roban María, que nos lo roban
Entran para adentro agarran el armario de la habitación entre los dos, lo sacan al balcón y se lo tiran al tío encima. Lo matan.
Se celebra el juicio y el hombre es condenado a muerte.
Sube al cielo y lo recibe San Pedro:
- Dios os guarde,
- Dios os guarde, también, usted dirá
- Mire Pedro yo estuve trabajando toda mi vida como un
desgraciado para poder comprarme un seiscientos de segunda mano y el d√≠a que lo estaba viendo con mi mujer, un sinverg√ľenza me lo estaba robando, no pude por menos de coger un armario y tir√°rselo a la cabeza.
- ¬°Caray! No te preocupes hijo pasa para adentro.
Al rato, otro que sube para el cielo, lo recibe San Pedro,
- Dios os guarde,
- Dios os guarde también, usted dirá
- Mire Pedro yo estuve trabajando toda la noche y al día siguiente, cuando salí, salí tan cansado que en vez de abrir mi coche, me equivoqué y estaba abriendo otro coche cuando me tiraron un armario en la cabeza
- ¬°Caray! Hijo pasa, pasa.
Al rato otro que sube para arriba,
- Dios os guarde
- Dios os guarde, usted dir√°
- Mire Pedro, yo me entend√≠a con una casada, ¬Ņsabe?, est√°bamos los dos en la cama y llamaron a la puerta, y ella me dijo ¬°mi marido, m√©tete en el armario! Y ya no recuerdo nada m√°s...

Tags: coches, armarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales

Est√°n en un bar un ingl√©s, un alem√°n y un espa√Īol tomando juntos unas copas. De pronto el ingl√©s le dice a los otros dos:
-Oye, no os parece que el que está ahí en frente es igualito a Jesucristo?
-No digas tonter√≠as, que va a ser Jesucristo, le responden el alem√°n y el espa√Īol.
-Insiste el ingl√©s. Que si, que s√≠. No veis que es igualito. La barba, la t√ļnica‚Ķ‚ĶEstoy seguro que es Jesucristo.
Sin pensárselo un segundo, se levanta el inglés, se va hacia el hombre de la mesa y tanto le insiste, que el hombre le susurra al inglés:
- Escucha, efectivamente soy Jesucristo, pero te pido por favor que hables bajito y no se lo digas a nadie porque como los demás se enteren me vas a formar un escándalo impresionante en la cafetería
Entonces, el inglés,loco de contento le dice bajito al oído:
- Mira tengo una lesi√≥n en la espalda que me hice de peque√Īo haciendo deporte. Por favor, c√ļrame.
Jesucristo le pone la mano sobre la espalda y le cura.
Acto seguido el ingl√©s se va a su mesa y, claro, le cuenta el milagro al alem√°n y al espa√Īol.
El alem√°n, sin poder contenerse, se levanta y va hasta la mesa de Jesucristo y le dice:
- Oye, que me ha dicho mi amigo que t√ļ eres Jesucristo. Tengo un ojo de cristal, por favor c√ļrame.
Jesucristo le pone la mano en el ojo y se lo cura.
Entonces el alem√°n se va a su mesa y se lo cuenta a sus amigos.
Jesucristo empieza a pensar que en breves instantes aparecer√° por all√≠ el espa√Īol queriendo, como todos, que le cure, pero pasa el tiempo y el espa√Īol no va. Entonces Jesucristo, ya mosqueado y picado por la curiosidad, se levanta y se va hacia la mesa donde est√°n los tres y poni√©ndole una mano en el hombro al espa√Īol le pregunta:
- Oye, ¬Ņt√ļ por qu√© no...?
Y el espa√Īol salta de la silla y apart√°ndose violentamente le dice:
- ¡¡¡¡EH, EH, EEEHHHH!!!! ¡¡¡¡SIN TOCAR…..SIN TOCAR,QUE ESTOY DE BAJA!!!!

Tags: espa√Īoles, alemanes, ingleses

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+