XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de comidas

Chiste de largos, buenos

Un tío que está en el cielo le pregunta a San Pedro:
- San Pedro, ¿qué hay hoy de cenar?
- Una loncha de jamón york y un yogur.
- Pero cómo va a ser eso -dice el tío- si noto yo por aquí un olorcillo muy rico...
- Pues aquí no es -replica San Pedro- será en el infierno o en el purgatorio, porque hoy de cenar hay una loncha de jamón york y un yogur.
El tío se baja al infierno y ve que se han montado un pedazo de barbacoa; se pasa de vuelta por el purgatorio y ve que se están tomando unas cervecitas mientras se preparan una paella. Cabreado, tira para el cielo y le dice a San Pedro:
- San Pedro, vaya tela, en el infierno una barbacoa, en el purgatorio, una paella que no veas, y aquí, en el cielo, una mierda de loncha de jamón york y un yogur, anda tío, enróllate, haz una cena en condiciones.
- ¡Que no!
- ¡Venga ya hombre!
- ¡Que no leches!, que para cuatro que somos no me pongo yo a guisar.

Tags: comidas, cenas, infierno, cielo

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Un irlandés, un mejicano y un hombre rubio estaban trabajando en el andamiaje de un edificio en la 20a planta.
A las 12.00 almorzaron y el irlandés dijo: “¡Carne de oveja con col! Otra vez… Si mi mujer me da este plato otra vez voy a saltar de este edificio!”
El mejicano abrió su lonchera y exclamó: “¡Burritos, burritos, burritos! Siempre esos burritos. Sí me da burritos otra vez yo también me saltaré.”
El rubio sacó su almuerzo y dijo: “Bocadillo con mortadela – ¡otra vez! Un bocadillo con mortadela más y yo me voy a saltar también!”
El próximo día el irlandés abrió su lonchera, vio la oveja con col, se saltó y se murió.
El mejicano abrió su lonchera también, vio un burrito y se saltó él también.
El rubio también abrió su lonchera, vio el bocadillo con mortadela y se saltó.
En el funeral, la mujer del irlandés estaba llorando. Dijo: “Si hubiera sabido que cansado era de oveja con col, no se la habría dado otra vez.”
La mujer del mejicano lloraba también y dijo: “Le pudiera haber dado tacos o enchiladas….. No podía imaginarme que odia tanto a los burritos.”
Y todos se dirigieron para mirar a la mujer del rubio. Ella dijo: “No me miren, prepara su propio almuerzo.”

Tags: entierros, funerales, comidas, bocadillos, rubios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños

Un niño regresa de la escuela a su casa, cansado y hambriento y le pregunta a su mamá:
-Mamá, ¿qué hay de comer?
-Nada, hijo.
El niño mira hacia el loro que tienen y pregunta:
-Mamá, ¿por qué no comemos loro con arroz?
-No hay arroz.
-¿Y loro al horno?
-No hay gas.
-¿Y loro en la parrilla eléctrica?
-No hay electricidad.
-¿Y loro frito?
-No hay aceite…
Y el loro contentísimo grita:
-¡¡VIVA RAJOY !!… COÑO!¡¡VIVA RAJOY !!

Tags: Rajoy, comidas, loros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos, infidelidad, matrimonios, amigos

Un hombre a su amigo:
-¿Te puedo pedir un favor? Mira es que me voy de viaje tres meses y me gustaría que vigilaras de cerca a mi mujer, es que no me fío de ella... Avísame cuando notes algo anormal.
Al cabo de los quince días, le pone un telegrama y le dice que regrese.
- Desde que te fuiste, el hijo del panadero va a tu casa todas las noches y sale al día siguiente.
- ¿Y me avisas ahora?
- Tu me dijiste que te avisase cuando notara algo anormal ¿no?. Bueno, ¡pues anoche no fue!

Tags: panaderos, viajes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales

En el funeral de un albañil mexicano fallecido en la construcción del gran muro americano, un hombre desconocido por la familia llora amargamente, se le acerca la mujer del difunto, y dice:
– ¿Era usted amigo suyo?
– Sí.
– ¿Estaba usted a su lado cuando murió?
– Sí, de hecho sus últimas palabras fueron para mí.
– ¿Ah, sí? ¿y cuáles fueron?
– Mariano, ¡no muevas el andamio!

Tags: Donald, DonaldTrump, Trump, méxico, muro, funeral

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+