XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de confesionario

Otros chistes

Chiste de matrimonios, médicos, largos

Un hombre va al otorrino y le dice:
- Mire es que mi mujer se está quedando sorda.
- Ya bueno, y ¿dónde está su mujer?
- No, es que es muy orgullosa y no va a querer venir, pero yo necesito que me dé una solución porque ya no puedo más con ella. Yo la quiero mucho pero esta falta de comunicación me está matando.
- Bueno vale, pues vamos a hacer una cosa. Usted hablele a ella desde una distancia prudencial, y vaya acercándose hasta que ella le conteste. Luego me mide la distancia, me lo dice y ya veo yo el grado de sordera que tiene y ya la puedo ayudar.
Allá que se va el hombre para casa, y nada más entrar grita:
- ¡Amparo!
Nada. Se acerca hasta el recibidor y vuelve a gritar:
- ¡Amparo!
Nada. Entonces ya entra hasta el salón y vuelve a gritar:
- ¡Amparo!
Y nada. Ya desesperado, que piensa que su mujer está sorda como una tapia, se acerca hasta la cocina y allí la ve fregando. Se pone detrás de ella y vuelve a gritarle:
- ¡Amparo!
- ¡¡¡¿¿¿Qué quieres coñoooo, que ya te lo pregunté cuatro veces???!!!

Tags: mujer, sordera, otorrino

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños, infidelidad, largos, buenos

Un niño de 9 años vuelve a casa antes de lo previsto al haber acabado las clases antes. Al entrar, ve a su madre con un hombre que no conoce desnudos en la cama, y al darse cuenta que no se han percatado de su presencia, se esconde en el armario para observar lo que hacen.
En esto que el marido de la mujer llega también antes de hora, y la mujer mete a toda prisa a su amante en el armario también, sin darse cuenta que dentro estaba su hijo.
El niño dice, "Esta muy oscuro aquí dentro."
El hombre contesta sorprendido, "Si, así es."
Niño: "Tengo un balón de fútbol."
Hombre: "Ah, muy bien."
Niño: "¿Quieres comprarlo?"
Hombre: "No, gracias."
Niño: "Mi padre esta ahí fuera."
Hombre: "De acuerdo, ¿cuanto pides por el?"
Niño: "500 Euros"
Hombre: "Un poco caro, pero de acuerdo"
Unas semanas mas tarde sucede de nuevo lo mismo, y el niño y el amante se encuentran de nuevo escondidos en el armario.
Niño: "Esta muy oscuro aquí dentro."
Hombre: "Si, así es."
Niño: "Tengo unos guantes de portero."
El amante, recordando la ultima vez que se encontraron, pregunta: "¿Cuanto pides por ellos?"
Niño: "500 Euros"
Hombre: "De acuerdo"
Pocos días mas tarde, el padre le dice al niño: "Coge tu balón y guantes deportero, y vamos fuera a jugar un rato."
El niño contesta, "No puedo, los he vendido."
El padre pregunta, "¿por que precio?"
Niño: "1000 Euros"
El padre contesta, "Es terrible aprovecharse de un amigo... Ese precio es exagerado por las dos cosas... Hoy vamos a la iglesia para que te confieses"
Juntos se dirigen a la iglesia, y una vez allí el padre mete al niño en el confesionario.
Niño: "Esta muy oscuro aquí dentro."
El cura contesta: "No empieces de nuevo, hijo de puta..."

Tags: amantes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+