XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de contabilidad

Otros chistes

Chiste de buenos, infidelidad, matrimonios, abogados

Un abogado mantiene un romance con su secretaria. Al poco tiempo ésta queda embarazada y el abogado, que no quiere que su esposa se entere, le da a una buena suma de dinero y le pide que vaya a parir a Italia. A lo que la secretaria pregunta:
-¿Y cómo te comunicaré que ha nacido el bebé?
-Tan sólo envíame una postal y escribe Spaghetti por detrás. No te preocupes, yo me encargaré de todos los gastos.
Pasan seis meses y una mañana la esposa del abogado lo llama al bufete exaltada:
- ¡Querido, acabo de recibir el correo y hay una postal muy extraña de Italia... La verdad no entiendo que significa!.
-El abogado, asustado, contesta:
- ¡Espera a que llegue a casa y te explico!
Cuando el hombre llega a casa y lee la postal cae al suelo fulminado por un infarto. Llega una ambulancia y se lo llevan. Ya en el Hospital, el medico jefe se queda a confortar a la esposa y le pregunta cual ha sido el trauma que ha precipitado tal ataque cardíaco. Entonces la esposa saca la postal y lee:
- ¡Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti, tres con salchicha y albóndigas y dos con almejas!

Tags: secretarias, bebes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de varios, buenos, largos

Hace mucho tiempo vivió un hombre de mar, el Capitán Bravo. Era muy valiente y jamás mostró temor ante un enemigo. Una vez, navegando los siete mares, el vigía vio que se acercaba un barco pirata, y la tripulación del barco se volvió loca de terror. El capitán Bravo gritó
- Traigan mi camisa roja!!
y llevándola puesta instigó a sus hombres al ataque, y vencieron a los piratas. Unos días más tarde, el vigía vio dos barcos piratas. El capitán pidió nuevamente por su camisa roja, y la victoria volvió a ser suya.
Esa noche, sus hombres le preguntaron por qué pedia la camisa roja antes de entrar en batalla, y el capitán contestó:
- Si soy herido en combate, la camisa roja no deja ver mi sangre, y mis soldados continúan peleando sin miedo.
Todos los hombres quedaron en silencio, maravillados por el coraje de su capitán.
Al amanecer del día siguiente, el vigía vio no uno, no dos sino DIEZ barcos piratas que se acercaban. Toda la tripulación dirigió en silencio sus ojos al capitán, que con voz potente, sin demostrar miedo, gritó:
- Tráingame mis pantalones marrones!

Tags: piratas, barcos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, buenos, médicos

Un paciente llama al consultorio de su psiquiatra y le pregunta a la secretaria:
- Señorita, ¿está el psiquiatra?
- No señor, el doctor no está y, además señor, para su conocimiento, le aclaro que no se dice "psiquiatra", sino "siquiatra" porque la 'p' no se pronuncia. ¿Quiere dejarle algún mensaje, señor?
- Sí. Dígale que lo llamó edro érez, el aciente al que no se le one dura la olla y or eso tiene roblemas con las utas.

Tags: psiquiatras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños

Un Gallego tenía una fábrica de chorizos y estaba enseñando a su hijo cómo funcionaba.
- Hijo, si metes un burro por este agujero, pasará por esta máquina y saldrán por aquí los chorizos.
El hijo luego de pensar un rato le pregunta...
- Padre, ¿y si meto un chorizo por este agujero, entonces saldrá un burro por el otro?...
- ¡NO! nooo... nooo... metes un burro por acá, pasará y saldrán por aquí los chorizos...
- ¡Ahhh...! entonces, meto el chorizo por acá y por allá saldrá un burro!!!...
Desilusionado, el padre le responde.
- No, hijo..., el único agujero al cual le puedes meter un chorizo y sale un burro, lo tiene tu madre

Tags: gallegos, padres, chorizos, burros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+