XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de Cristo

Chiste de cortos

Jesucristo llega con los apóstoles y pregunta:
- ¿Dónde está el pan?
Juan, comiéndoselo rápidamente, responde:
- ¡Se Io ha comido Judas!
Entonces Jesucristo le da unos azotes a Judas.
- ¿Dónde está el vino?
Pedro, bebiendo.
- ¡Ha sido Judas, ha sido Judas!
Y Judas recibe sus azotes.
- Hermanos, uno de ustedes me traicionará esta noche.
Judas sin que nadie le diga nada grita enojado:
- Sí, ¡todo ya, todo ya, todo yo!

Tags: Cristo, cristianos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión

Va un americano y se encuentra con un español y empiezan a hablar. Y el americano le dice al español.
-Yo tengo un buen trabajo y toco es violín. Y cuando voy a tocar a la virgen le saco unas gotas que te cagas
Y ahora le dice el español.
-Pues yo también toco el violín y cuando le toco al cristo me dice.
-Menos mal que tu tocas el violín mejor que aquel americano que hace llorar a mi madre cuando toca

Tags: música, violines, Cristo, virgenes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de verdes, buenos, matrimonios, médicos

- Verá doctor, tengo un problema. Cuando hago el amor con mi mujer, me da la impresión de que no siente nada. Algunas veces incluso se duerme.
- Eso tiene una explicación científica. Algunas mujeres en estado de excitación se acaloran tanto que les es imposible sentir nada. Trate de hacer el amor y abanicarla al mismo tiempo.
- Gracias doctor.
Y esa noche así lo hizo. Pero cuando atendía al abanico no atendía a lo otro. Así que contrató a un negro para que abanicase a su señora.
- Venga, negro, abanica. ¿Sientes ahora Maruja?.
- No, nada.
- ¡Más fuerte negro! ¿Y ahora, Maruja?
- Nada, nada.
- Negro, trae el abanico y ponte tú.
El negro se situa encima de Maruja y el marido abanicaba.
- ¿Y ahora Maruja? ¿Sientes?
- Siiiiiiií, siiiiiiiiiií, ahora siiiiiiií!
- ¿Ves negro? ¡No sabes ni abanicar!

Tags: negros, doctores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, buenos, infidelidad, matrimonios

En un balneario, la propietaria de una pequeña casa de apartamentos de alquiler acompaña a una joven pareja al suyo. Después de haber recogido la paga y de haberles mostrado donde esta el mar, se pregunta si los inquilinos necesitaran algo.
- No, gracias, responde el muchacho.
- Y para su mujer...?, dice la propietaria.
- Ah!, hace usted bien en recordármelo. ¿Tiene un sobre y unos sellos?

Tags: balneario

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+