XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de cuentos

Chiste de buenos, animales

Había una vez dos bellísimas doncellas paseando por los alrededores de su castillo. De pronto, una de ellas escuchó una tímida voz que gritaba:
- ¡Ehhhh! ¡Mirad aquí abajo!
Las doncellas miraron y vieron un pequeño sapo a la orilla del foso.
- ¡Hola! -dijo el sapo-. En realidad soy un cantante, pero un genio malvado me ha convertido en un sapo. Si una de vosotras me besa, volveré a ser cantante y viviremos felices para siempre.
Entonces, la más bella de las dos doncellas lo cogió con la mano y se lo metió en el bolsillo.
- ¿Cómo es eso? -le pregunta la otra doncella-. ¿No vas a besarlo?
- ¿Estás de broma? -responde la bella-. ¡Puedes ganar mucho más dinero con un sapo que habla que con un cantante!

Tags: cuentos, sapos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos, animales

Caperucita Roja fue a visitar a su abuelita sin saber que el lobo ya había dado buena cuenta de ella...
- Abuelita, qué ojos tan grandes tienes.
- Es para verte mejor.
Nuevamente, Caperucita mira a su abuelita y dice:
- Abuelita, qué orejas tan grandes tienes.
- Es para escucharte mejor.
Caperucita vuelve a insistir:
- Abuelita, qué nariz tan grande tienes.
- Es para olerte mejor.
Caperucita vuelve a la carga:
- Abuelita, qué boca tan grande tienes.
- ¿A qué viniste?, ¿a visitarme o a criticarme?

Tags: cuentos, lobos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, animales

Caperucita se encuentra con el lobo en medio del bosque y le dice:
- Lobo, ¡qué orejas más coloradas tienes!
- Sí...
- Lobo, ¡qué cara más roja tienes!
- Sí...
- Y... ¡qué hinchadas tienes las venas del cuello!
- Sí...
- Lobo, ¡qué abiertos tienes las ojos!
- ¡Siíííííííííííí!
- Lobo, ¡qué apretados tienes los dientes!
- Caperucita, ¿¿¿podrías irte y dejarme cagar en paz???

Tags: cuentos, lobos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de varios, malos, ancianos, animales

Una vez Caperucita Roja fue a visitar a su abuelita sin saber que a su abuelita se la había comido el lobo, entra a la casa y dice:
- Abuelita, que ojos tan grandes tu tienes.
Y la abuelita dice:
- Es para verte mejor.
Nuevamente, Caperucita mira a su abuelita y dice:
- Abuelita, que orejas tan grandes tu tienes.
Y la abuelita dice:
- Es para escucharte mejor.
Caperucita vuelve a insistir:
- Abuelita, que nariz tan grande tu tienes.
Y la abuelita le dice:
- Es para olerte mejor.
- Abuelita que boca tan grande tu tienes.
Y la abuelita contesta ya cansada de sus preguntas:
- ¿A que has venido, a visitarme o a criticarme?

Tags: lobos, abuelos, abuelas, cuentos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, animales

Va Caperucita Roja cantando por el bosque:
- Soy Caperucita Roja, una niña muy feliz...

Cuando de pronto ve al lobo y le dice:
- Señor Lobo, !ya lo vi detrás de ese árbol!.

El lobo sale corriendo y Caperucita continúa su camino cantando su cancioncilla. Después de unos pasos vuelve a ver al lobo:
- Señor Lobo !ya lo vi de nuevo!, está detrás de esos matorrales.

El lobo sale corriendo y Caperucita sigue su camino cantando. Poco después se topa de nueva cuenta con el lobo:
- Señor Lobo, !ya lo vi otra vez, detrás de esa roca!.

El lobo sale muy enfadado y dice:
¿Será posible, es que no se puede cagar tranquilo en este puñetero cuento?

Tags: cuentos, lobos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de médicos, largos, verdes

El Doctor del pueblo una tarde decidió salir a dar un paseo cerca del río y allí se encontró una gran cola de hombres, casi todos los hombres del pueblo estaban allí. El Doctor, muerto de curiosidad, se les acerca y les pregunta que para que hacen cola, uno le responde que para ‘copular’, al tratarse del Doctor del pueblo el último de la fila lo cola una posición y por respeto todos hacen lo mismo hasta que el Doctor llega al rio y allí se encuentra un burro.
El Doctor después de pensar unos instantes llega a la conclusión. “Ahhh!” Así es como se satisfacen estos hombres. Así que se baja los pantalones y empieza a dar al burro por detrás. Al cabo de unos minutos el segundo de la fila le pregunta:
- Doctor ¿le falta mucho?
- No, ahora mismo acabo ¿por qué lo pregunta?
- Lo que pasa es que necesitamos al burro para cruzar el río ya que en el otro lado están las putas!

Tags: doctor, rio, pueblo, burro

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, buenos, matrimonios, médicos

- Verá doctor, tengo un problema. Cuando hago el amor con mi mujer, me da la impresión de que no siente nada. Algunas veces incluso se duerme.
- Eso tiene una explicación científica. Algunas mujeres en estado de excitación se acaloran tanto que les es imposible sentir nada. Trate de hacer el amor y abanicarla al mismo tiempo.
- Gracias doctor.
Y esa noche así lo hizo. Pero cuando atendía al abanico no atendía a lo otro. Así que contrató a un negro para que abanicase a su señora.
- Venga, negro, abanica. ¿Sientes ahora Maruja?.
- No, nada.
- ¡Más fuerte negro! ¿Y ahora, Maruja?
- Nada, nada.
- Negro, trae el abanico y ponte tú.
El negro se situa encima de Maruja y el marido abanicaba.
- ¿Y ahora Maruja? ¿Sientes?
- Siiiiiiií, siiiiiiiiiií, ahora siiiiiiií!
- ¿Ves negro? ¡No sabes ni abanicar!

Tags: negros, doctores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, ancianos

Casi al final del servicio dominical el sacerdote preguntó:
-¿Cuántos de ustedes han perdonado a sus enemigos?..
El 80 por ciento de la sala levantó la mano.
El sacerdote insistió con la pregunta..
Todos respondieron esta vez excepto una viejecita.
-Señora Josefa... ¿No está dispuesta a perdonar a sus enemigos?.
-Yo no tengo enemigos, respondió dulcemente.
-Sra. Josefa eso es muy raro ¿Cuántos años tiene usted?..
-99 respondió.
La congregación se levantó y la aplaudió.
-¿Puede pasar al frente y decirnos como llega a los 99 años sin tener enemigos?
La señora Josefa pasó al frente, se dirigió a la congregación y dijo:
-Porque ya se murieron todos esos degraciados...!!!.

Tags: iglesias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+