XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de cura

Chiste de religión

Un obispo visita al cura de un pueblo:
- Mira, haremos la vista gorda con lo de que des misa en bermudas...
- Pase que de vez en cuando te pongas fino con el vino de misa...
- Te pasamos que de vez en cuando cojas unos euros de los donativos...
- Pero que en Semana Santa pongas un cartel de "Cerrado por la defunción del hijo del jefe", ¡eso si que no!

Tags: obispo, cura, bermudas, vino, euros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, animales

Una ma√Īana de Domingo, a las 08:00 horas, una rubia encantadora llama a su novio muy alterada:
- Tienes que venir a ayudarme. Tengo un puzzle y no soy capaz ni de empezar!
- ¬ŅQu√© clase de puzzle?
- Seg√ļn la foto de la caja, es un tigre.
Como a él se le dan muy bien los puzzles decide pasarse a echarle una mano, así que se pone los pantalones y se va. Entra y se acerca a la mesa donde están todas las piezas dispersas al lado de la caja. Mira las piezas, luego la caja y al cabo de un rato se vuelve hacia ella:
- Bueno, para empezar, lo siento mucho, pero no veo como unir estas piezas para formar el tigre, y segundo, te aconsejo que te relajes, te tomes un café y después
metas los Froskies de Kellogs en su caja.

Tags: rubias, puzzles, novias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, verdes

Dos monjas salen del convento, para vender galletitas.
Una de ellas es la Hermana Matemáticas y la otra la Hermana Lógica.
Est√° oscureciendo y ambas est√°n a√ļn muy lejos de su convento.
-Hermana L√≥gica: ‚Äú¬ŅTe has dado cuenta que durante la √ļltima media hora nos viene siguiendo un hombre?‚ÄĚ
-Hermana Matemáticas: “Sí,y me pregunto qué es lo que quiere".
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúMuy l√≥gico. Nos quiere violar‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh no!. As√≠ como est√°n las cosas, nos va a alcanzar a lo m√°s tardar en 15 minutos. ¬ŅQu√© podemos hacer?.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica soluci√≥n l√≥gica para nosotras, es caminar m√°s r√°pido‚ÄĚ.
Ambas monjas aceleran sus pasos
-Hermana Matem√°ticas: ‚ÄúEsto no nos ayuda para nada‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúClaro que no ayuda. El hombre reaccion√≥ de manera l√≥gica. Tambi√©n comenz√≥ a caminar m√°s r√°pido‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅEntonces, qu√© podemos hacer?. Como est√°n las cosas, nos habr√° alcanzado en un minuto‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica reacci√≥n l√≥gica para nosotras es separarnos. T√ļ te vas por aquel lado y yo me voy por este. No nos puede perseguir a ambas‚ÄĚ.
El hombre decide seguir a la Hermana Lógica.
La Hermana Matem√°ticas llega al convento y est√° muy intranquila, puesto que la Hermana L√≥gica a√ļn no ha llegado.
Finalmente llega también la Hermana Lógica.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅHermana L√≥gica, ¬°Gracias a Dios que has llegado!. Cu√©ntanos lo que ha sucedido‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica cosa l√≥gica que pod√≠a suceder. El hombre no pudo perseguirnos a las dos, de manera que eligi√≥ a una, y se decidi√≥ por mi‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY qu√© sucedi√≥? Por favor, cu√©ntenos‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúSucedi√≥ lo l√≥gico. Yo comenc√© a correr tan r√°pido como pude‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY entonces?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúSucedi√≥ lo l√≥gico. El hombre comenz√≥ tambi√©n a correr tan r√°pido como pudo‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY?
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúY sucedi√≥ la √ļnica cosa l√≥gica posible. ¬°Me alcanz√≥! ‚Äú.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh no! ¬ŅY qu√© hiciste entonces?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica cosa posible que pude hacer, me levant√© el h√°bito‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh hermana! ¬ŅY qu√© hizo el hombre?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúEl hombre hizo lo l√≥gico. Se baj√≥ los pantalones‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚ÄúOh no! ¬ŅY qu√© sucedi√≥ luego? ‚Äú.
-Hermana L√≥gica: ‚Äú¬°Lo l√≥gico hermana!. Una monja que se ha levantado el h√°bito, puede correr m√°s r√°pido que un hombre que se ha bajado los pantalones‚ÄĚ.
‚Ķ‚Ķ¬ŅY t√ļ pensabas que iba a ser otra historia? ‚Ķ‚Ķ‚Ķ

Tags: monjas, lógica, matemáticas, hermanas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+