XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de desayunos

Otros chistes

Chiste de políticos, largos

Rajoy y su ch√≥fer se trasladan por carretera al Valle de los Ca√≠dos, cuando cerca de Alcal√° de Henares s√ļbitamente aparece un cerdo, y sin poder evitarlo lo atropella, mat√°ndolo instant√°neamente. Rajoy le dice a su ch√≥fer:
- Localiza la granja de donde proviene y expl√≠cales lo sucedido, hay que reclamar los da√Īos que nos ha ocasionado.
Tres horas m√°s tarde, regresa el ch√≥fer tambale√°ndose, con una botella de vino en la mano,una caja de puros ‚ÄúFarias‚ÄĚ en la otra y el cabello y la ropa totalmente desarreglados.
- ¬ŅQu√© ha pasado? ‚Äď pregunta Rajoy a su ch√≥fer,
Y este le responde:
- Encontr√© al granjero due√Īo del cerdo y me regal√≥ esta botella de vino, su mujer los puros ‚ÄúFarias‚ÄĚ y su hermosa hija me hizo el amor tres veces de una manera salvaje.
- ¬°¬°¬°Po¬īs, po¬īs!!!, ¬ŅQue les dijiste?
- Les dije:
- Soy el chófer del Sr. Rajoy y acabo de matar al cerdo!!

Tags: granjas, granjeros, puros, chóferes, cerdos, Rajoy

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos

Un hombre ciego entra en un "bar de chicas" por equivocaci√≥n. Se las apa√Īa para llegar hasta la barra y pide una copa, y tras estar un rato sentado en la tabureta le grita al camarero:

- Eh, t√ļ, te gustar√≠a o√≠r un buen chiste de rubias?

Inmediatamente se hace un silencio total en el bar y con una grave, profunda y √°spera voz, la mujer que esta sentada junto a el le dice:

- Antes de que cuente ese chiste, se√Īor, y en atenci√≥n a su minusval√≠a f√≠sica que le impide ver, creo que lo justo es que le advierta de cinco cosillas: - Que la camarera es rubia. Que el portero del bar es una mujer rubia. Que yo mido un metro ochenta, peso 80 kilos, soy cintur√≥n negro de k√°rate y tengo el pelo rubio. Que la mujer que esta conmigo es levantadora de pesas y es rubia; y que la dama que esta sentada al otro lado de usted es una luchadora profesional y tambi√©n es rubia. Y ahora que sabe eso, pi√©nselo cuidadosamente. ¬ŅDe verdad todav√≠a quiere contar ese chiste?

El ciego piensa durante un par de segundos, menea la cabeza y contesta:
- Naaa... Pues no lo cuento....Paso de tener que explicarlo cinco veces!

Tags: rubias, mujeres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+