XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de desierto

Chiste de verdes, animales

Esto es un tío que lleva meses por el desierto montado a camello y claro el tío esta tan desesperado por echar un polvo que se desahoga haciéndose unas pajillas.
Hasta una mañana que decide tirarse al camello porque ya no aguantaba más y lo necesitaba, eso que se va a bajar del camello y se sube a una de sus maletas para inventarlo penetrar y el camello según lo nota echa a correr por el desierto y el hombre corriendo detrás de él, pasan 3 h y por casualidad se encuentra en medio del desierto a una pedazo rubia que tenia el coche averiado, entonces la rubia lo ve y le dice si la puede ayudar, el pajillero le contesta que si y se pone manos a la obra.
Pasan unos minutos, y el tío le dice:
- Ya esta arreglado señorita
la rubia desabrochándose la camisa le dice:
- Muchas gracias caballero, que le apetece que haga para agradecérselo?
Y el hombre contesta:
- Me podrías ayudar a atrapar a mi camello?

Tags: desierto, rubias, camellos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, matrimonios

Un tío que va al otorrinolaringólogo, mire doctor vengo porque tengo un problema.
- ¿Que le ocurre?
- Que mi esposa está mal de la escucha, no oye muy bien.
- Y ¿donde está su esposa?
- Aquí esta el problema doctor, que no quiere venir, que dice que son manías mías, que yo estoy loco, que ella está bien.
- Pero si no me trae a su esposa ¿cómo quiere que le haga un diagnóstico?
- Doctor, piense algo, porque estamos a punto de separarnos y yo la quiero mucho y no desearía perderla.
- Mire..., no sé,... lo único que se me ocurre es que cuando usted llegue a casa la llama por su nombre y la va llamando mientras se acerca hasta que ella le oiga y cuando ella le conteste, mide la distancia que hay entre usted y ella y así podré saber el grado de sordera que
padece.
- ¡Gracias doctor ha salvado usted un matrimonio!
El tío llega a casa y nada más abrir la puerta grita:
AMPARO...
silencio.
Pasa al recibidor y vuelve a gritar: AMPARO.... nada.
Desde el pasillo de nuevo: AMPARO... nada.
Entra en el salón e insiste: AMPARO... silencio total.
Por fin entra en la cocina, la mujer estaba preparando un guiso y se coloca a la espalda de ella, a un palmo del cogote y la grita:
AMPARO
Y ella:
- ¡Que coño quieres, te he contestado ya cuatro veces, hombre!

Tags: sordos, sordera

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de suegras, buenos

A un hombre se le muere la suegra y se dirige al periódico para publicar el obituario. El hombre entra a la oficina de anuncios y dice:
- Quiero poner un anuncio por la muerte de mi suegrita.
- Muy bien señor, le adelanto que son 10 euros por palabra.
- Murió Josefina.
- Disculpe, creo que no me expliqué bien, son mínimo 5 palabras, o sea 50 euros.
- Pero yo sólo quiero gastar 20 euros.
- Ya le dije que no puede ser, así que si quiere se va un rato y vuelve con las 5 palabras...
El hombre se va molesto y regresa a los 10 minutos y dice:
- Ya se que poner en el anuncio...
- Si, dígame...
- Murió Josefina...
- ¿¿¿Y las otras 3 palabras???
- Vendo Toyota Corolla!!

Tags: anuncios, periódicos, funerales

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos

- Doctor, doctor, que me encuentro mal.
- A ver, se ha roto usted algun hueso ultimamente?
- No.
- Ha tenido algun accidente? Hemorragias?
- No.
- Alguna rotura de ligamentos? Desgarros musculares? Agujetas?Algun tobillo torcido?
- No.
- Ampollas infectadas? Insolaciones? Dificultad al respirar?
Ataques de alergia causados por picaduras de insectos?
Esguinces? Golpes? Caidas?
- No, no, no, no, no, no, no.
- Pues a ver si hacemos algo más de ejercicio, eh?

Tags: enfermedades, deportes, doctores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+