XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de dientes

Otros chistes

Chiste de internacionales, cortos, malos

Un chino, un japon√©s y un espa√Īol.
Hacen una apuesta a ver quien conocen con el nombre m√°s corto. Salta el chino y dice:
- En mi pueblo hay uno que se llama O
El japonés riéndose dice:
- El que me arregla el reloj se llama casio
Y el espa√Īol parti√©ndose de risa dice:
- Ni O ni casi o,mi tío se llama Nicasio.

Tags: chinos, japoneses, espa√Īoles

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, infidelidad

La se√Īora llega a casa de su hija y encuentra a su yerno furioso preparando una maleta.
- ¬ŅQu√© pasa?- pregunta ella.
- ¬ŅQue qu√© pasa? ¬°Le voy a decir exactamente lo que pasa, se√Īora! Le mand√© un e-mail a Catalina dici√©ndole que hoy regresaba a casa de mi viaje de trabajo. Llegu√© a casa y ¬Ņpuede adivinar lo que me encontr√©?... A mi esposa, s√≠, ¬°su hija!, con un hombre desnudo en nuestra cama. Este es el fin de nuestro matrimonio. ¬°Yo me largo de aqu√≠ para siempre!
- ¡Cálmate! - dice la suegra. - Hay algo que no me cuadra. Catalina nunca haría una cosa de esas. Yo la crié y la conozco bien. Espera un momento mientras
yo averiguo qué fue lo que pasó.
Un momento después regresa la suegra con una sonrisa enorme.
- Ya ves, te dije que tenía que haber una explicación lógica y la hay, lo que pasa es que ¡Catalina no recibió tu e-mail!

Tags: email, suegras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, amigos, malos

Se encuentran dos amigos y uno le dice a otro:
- ¬ŅQu√© tal el safari de leones?
- Muy ajetreado oye, te cuento:
- Iba por la sabana cuando de pronto camuflado entre los matorrales aparece un enorme león macho. Saco el rifle y disparo pero con el nerviosismo fallo el tiro, lo intento por segunda vez y se me encasquilla, decido soltar el rifle y salgo corriendo.
El otro le dice:
- Y el le√≥n ¬Ņqu√© hacia?
- ¡Me seguía!
- Veo cerca un peque√Īo barranco me tiro por √©l y caigo a un r√≠o.
- ¬ŅY el le√≥n que hac√≠a?
- ¡Me seguía!
- Veo un árbol inclinado y pienso me subiré por él.
- ¬ŅY el le√≥n que hac√≠a?
- ¡Me seguía!
- Veo de lejos una choza me encamino a ella.
- ¬ŅY el le√≥n que hac√≠a?
- ¬°Co√Īo! Te preocupas m√°s del le√≥n que de m√≠.

Tags: rifles, leones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, buenos, matrimonios, verdes

Dos hombres que se movían muy deprisa en el interior de un Hipermercado con sus carros de la compra se chocan y uno le dice al otro:
- Perd√≥neme Ud; es que busco a mi se√Īora.
- ¡Qué coincidencia, yo también! Estoy ya desesperado.
- Bueno tal vez le pueda ayudar. ¬ŅC√≥mo es su se√Īora?
- Es alta, de pelo casta√Īo claro, piernas bien torneadas, pechos firmes, un culo precioso, en fin, muy bonita...
- ¬ŅY la suya?
- Olvídese de la mía, estará en la sección de charcutería seguro, le ayudo a buscar a la suya!!

Tags: supermercados

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de funcionarios, ni√Īos, m√©dicos

Estaban en un restaurante una madre con su hijo.
En un descuido, el ni√Īo se mete una moneda en la boca y se atraganta.
La madre intenta hacerle escupir la moneda golpeándole la espalda, dándole palmadas en el cuello, sacudiéndolo, sin éxito.
El ni√Īo ya comienza a dar muestras de asfixia y la madre, desesperada, comienza a gritar pidiendo auxilio.
Un se√Īor se levanta de una mesa cercana, y con pasmosa tranquilidad, sin decir palabra alguna, le baja los pantalones a la criatura, toma sus peque√Īos test√≠culos, los aprieta con fuerza, y tira hacia abajo violentamente.
Autom√°ticamente, el ni√Īo -ante el dolor irresistible- escupe la moneda, y el se√Īor, con la misma pasmosa tranquilidad con la que se acerc√≥, regresa a su mesa sin decir palabra.
Al rato, la se√Īora, ya tranquilizada, se acerca para agradecerle que haya salvado la vida a su hijo, y le pregunta:
- ¬ŅUsted es m√©dico?
- No se√Īora, SOY FUNCIONARIO DE HACIENDA experto en tocar los cojones hasta sacar la √ļltima moneda.

Tags: monedas, madres, restaurantes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+