XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de dietas

Otros chistes

Chiste de cortos, religión, matrimonios

Aun no había comenzado la misa. Algunos conversaban bajito, otros rezaban. De repente se aparece el Diablo frente a la congregación.
Todos salen disparados en estado de pánico. Todos... menos un viejecito que ni se movió. El Diablo le clavo una mirada fulminante y le dijo:
- ¿Y tu? ¿No me tienes miedo?
- ¡Que va! ¡Estuve casado con tu hermana cuarenta años!

Tags: ancianos, viejos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, buenos, infidelidad, matrimonios

En un balneario, la propietaria de una pequeña casa de apartamentos de alquiler acompaña a una joven pareja al suyo. Después de haber recogido la paga y de haberles mostrado donde esta el mar, se pregunta si los inquilinos necesitaran algo.
- No, gracias, responde el muchacho.
- Y para su mujer...?, dice la propietaria.
- Ah!, hace usted bien en recordármelo. ¿Tiene un sobre y unos sellos?

Tags: balneario

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes

Un cura recién ordenado se confiesa por primera vez con su obispo:
- Dime hijo mío ¿qué tal has llevado los votos durante esta tu primera semana?
- Verá eminencia, en cuanto a la pobreza he regalado mi hábito y me visto con uno que ya había desechado, mis sandalias están rotas y llenas de agujeros y doy la mitad de mi comida a los pobres que vienen al comedor.
- Muy bien, hijo mío, muy bien, continúa.
- En cuanto a la obediencia hago cualquier cosa que me mande cualquier otro padre sin pensar en si es justo o adecuado, dando gracias al Señor por tener el privilegio de obedecer.
-Muy bien, hijo mío, excelente, excelente.
-Finalmente, eminencia, en esta semana he hecho el amor con 37 mujeres.
El obispo casi se cae de la silla y con ojos desorbitados pregunta:
- Pero ¡hijo mío! ¡¿y el voto de castidad?!
El curilla, asustado y con cara de perplejidad responde:
- Pero... ¿no era voto de cantidad?

Tags: votos, curas, obispo, confesionarios, confesiones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+