XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de discotecas

Chiste de verdes, buenos

Después de una noche en la discoteca, ella y el se van a casa de ella y se pasan la noche haciendo el amor, él se percata de la foto de otro hombre en la mesita de noche y comienza a preguntarle:
- ¬ŅEra tu esposo?
- No, para nada - dice ella, mordisque√°ndole la oreja.
- ¬ŅEra tu novio?
- No... -dice ella y sonríe.
-¬ŅPor qu√© te re√≠s?
- Es que me excita cuando te pones celoso.
El hace la ultima pregunta:
- Es acaso tu papa o alg√ļn hermano?
- Nooooo guapo, era yo?

Tags: discotecas, sexo

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de animales, Jaimito, buenos, profesores

Explicaba la maestra a sus alumnos:
La hiena es un animal que vive en el norte de √Āfrica, come carro√Īa y se aparea una vez al a√Īo; adem√°s emite un aullido parecido a la risa del hombre...
- A ver, Pepito, ¬Ņqu√© entendiste?
- Si profesora, la hiena es un animal que vive en √Āfrica, come carne podrida, y se aparea una vez al a√Īo, y hace un aullido que parece que se est√° riendo.
- ¬°Muy bien Pepito! A ver t√ļ Pablito...
- La hiena es un animal que vive lejos, en √Āfrica creo; come carne podrida, se r√≠e como un hombre, y ve a su pareja una vez al a√Īo.
- ¬°Muy bien Pablito! A ver t√ļ, Jaimito, ¬Ņqu√© aprendiste?.
- Yo s√≥lo tengo una pregunta, se√Īorita: La hiena, con lo lejos que vive, con la mierda que come y con lo poco que se aparea... ¬Ņde qu√© se r√≠e?

Tags: hienas, risas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, verdes, matrimonios, médicos

Un matrimonio de gallegos va al médico, que le receta unos supositorios a la mujer. Al salir, se ponen a hablar entre ellos:
- Oye Manolo, ¬ŅQu√© es un supositorio?
- Pues la verdad es que no lo sé.
- Y entonces ¬ŅC√≥mo los voy a usar?
- Pues no sé. Mira, lo mejor es que entremos otra vez y se lo preguntemos al medico, que debe saberlo.
- No, hombre, no, que se va a enfadar.
- ¡Qué se va a enfadar! Anda, mujer, no seas tímida.
Total, que vuelven a entrar y la mujer le pregunta al médico:
- Esto... ¬Ņnos podr√≠a decir c√≥mo se usan los supositorios?
- Sí, claro. Tiene que sacarlos del envoltorio, con un poco de cuidado para que no se rompan, y metérselos por el culo.
- Ves, Manolo, ya te dije que se iba a cabrear.

Tags: doctores, gallegos, supositorios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, largos, buenos

Un tipo va al √Āfrica y, para no sentirse tan solo, decide llevar a su perro, un chihuahua mariquita. El primer d√≠a del safari, el animal, muy contento, se pone a corretear detr√°s de las mariposas y cuando menos se lo esper√≥ ya se hab√≠a separado del grupo.
El chihuahua, desesperado, empezó a buscarlos cuando, en eso, ve que una pantera muy enfurecida se dirigía hacia él dispuesta a comérselo.
Asustado, rápidamente piensa qué hacer; ve unos huesos que estaban junto a él y los empieza a morder con mucha ferocidad. Justo cuando la pantera lo iba a atacar, el perro exclama:
- ¡Mmmmmm, qué rica pantera me acabo de comer!
La pantera, al escuchar eso, se frena con estruendo y huye muy asustada mascullando:
- ¡Jodido perro, por poco me come a mí también!
Pero arriba de un √°rbol, estaba un mono cabr√≥n que vio todo lo que hab√≠a pasado. √Čste se baja muy r√°pido y va tras la pantera para contarle todo lo que vio. Al escuchar aquello, la pantera, muy enojada, le ordena al mono:
- S√ļbete, vamos a buscar a ese maldito perro para ver qui√©n se come a qui√©n.
El perro mariquita se da cuenta que la pantera viene, con el simio trepado, dispuesta a todo. En un instante, el perro adivina que el mono fue con el chisme pero en lugar de correr, se da la vuelta como si no hubiera visto nada y se pone a leer un periódico. Cuando la pantera ya lo iba a atacar, el perro se queja:
-¡Puto mono de los cojones!!!, hace como media hora que lo mandé por otra pantera y todavía no regresa!

Tags: panteras, perros, monos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Estaba en un restaurante y mientras iba al ba√Īo, vi como otra persona tomaba el mismo camino que yo. Al entrar al ba√Īo, observ√© c√≥mo ocupaba uno de los dos
cubículos, que eran de esos que no llegan hasta el techo. Yo, lógicamente, entré en el
otro. De repente, oigo que me dicen:
- ¬°Hola!
Yo seguí callado, pero el tipo vuelve a decir:
- ¬°Hola!. ¬ŅMe escuchas?
Yo, para no parecer mal educado, contesté:
- ¬°Hola!
Y el tipo pregunta:
- ¬ŅC√≥mo est√°s?
A lo que contesté:
- Bien, gracias, un poco cansado.
Y el tipo dice:
- ¬ŅQu√© haces?
Yo ya estaba intrigado, pensé, siempre hay gente muy rara en este mundo, y contesté:
- ¬ŅY qu√© voy a estar haciendo?. Lo mismo que t√ļ, ¬°Cagando!
Inmediatamente oigo:
- ¡Mi vida, te llamo después porque tengo a un imbécil al lado, que está contestando a todas mis preguntas!

Tags: restaurantes, teléfono, absurdos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, suegras, largos, buenos

Tras casi un a√Īo de salir con mi novia, el pr√≥ximo mes me caso! La madre de mi novia o futura suegra es genial (adem√°s de estar terriblemente buena). Ella solita se ha ocupado de organizar toda la boda: iglesia, m√ļsica, fot√≥grafo, banquete, flores, etc.

Hace poco me llamó y pidió que fuera su casa para revisar la lista de Invitados y anular algunos de los de mi familia pues estaba superando nuestras previsiones.

Cuando llegué, revisamos la lista y la rebajamos justo por debajo de los ciento cincuenta invitados. Fue entonces cuando me dejó boquiabierto: me dijo que siempre le había resultado un hombre muy atractivo, que dentro de un mes ya sería un hombre casado y que antes de que ello ocurriera, quería tener sexo salvaje conmigo.

Entonces se levantó, caminó sensualmente hacia el dormitorio y me susurró que yo sabía donde estaba la puerta de salida si lo que quería era marcharme.

Me quedé de pie, inmóvil, aproximadamente unos tres minutos y finalmente decidí que sabía perfectamente qué camino tomar.

Me dirig√≠ corriendo a la puerta, sal√≠ a la calle y... ya afuera, apoy√°ndose en el cap√≥ de mi coche estaba su marido sonriente. Creo recordar que me explic√≥ que √ļnicamente quer√≠an estar seguros de que su querida hija se casaba con el hombre adecuado y se les ocurri√≥ esta peque√Īa prueba que yo felizmente hab√≠a superado con √©xito.

Me tom√≥ del hombro, y despu√©s me abraz√≥ sin yo poder reaccionar ni hablar a√ļn aturdido por las emociones.

CONCLUSI√ďN: "Menos mal que fui a buscar los condones al coche, que si los llego a tener encima... "

Tags: coches, preservativos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+