XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de distraidos

Otros chistes

Chiste de buenos, profesiones

Un taxista pincha una rueda en frente a un manicomio. El taxista se dispone a cambiar la rueda, con tan mala suerte que no se da cuenta que las tuercas se le fueron por una alcantarilla de agua, al darse cuenta no sabe que hacer.
A todo esto hay un loco que estaba observando lo que le sucedía al taxista. Entrando en conversación el loco con el taxista, dicen:
- Señor, qué le paso?
- Perdí las tuercas en la alcantarilla, y no se como voy a ajustar la rueda de auxilio.
- Aaaaaah, ya entiendo, por qué no saca una tuerca de cada una de las 3 ruedas y se la pone en la de auxilio.
- Pues tiene usted toda la razón. Muchas Gracias! Le puedo hacer una pregunta?
- Si claro.
- Por qué está encerrado en el manicomio? Es inteligente usted, al darme la idea de las tuercas.
- Bueno... esque yo estoy encerrado por loco, no por estúpido.

Tags: locos, taxis, coches, taxistas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, amigos

Un hombre que siempre molestaba a su mujer, pasó un día por la casa de sus amigos para que lo acompañasen al aeropuerto a despedirse de su esposa que se iba a París.
Al despedirse, frente a todo el mundo, él le desea buen viaje y en tono burlón le grita:
- Amor, que tengas buen viaje y no te olvides de traerme una hermosa francesita Ja ja ja!!
Ella bajó la cabeza y se embarcó muy molesta.
La mujer pasó dos semanas en Francia.
A su regreso, el marido otra vez pidió a sus amigos que lo acompañasen al aeropuerto a recibirla.
Al verla llegar, lo primero que le gritó a toda voz fue:
- ¿Amor me trajiste mi francesita?
- Hice todo lo posible, - contestó ella - ahora sólo tenemos que rezar para que nazca niña.

Tags: franceses, aeropuertos, amor

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+