XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de dolores

Otros chistes

Chiste de malos

Un judío en su lecho de muerte:
- María, María... ¿Donde estás, esposa querida, dónde estás?
- Aquí estoy, esposo mío... a tu lado.
- ¿Y mi hija Jacobo? ¿Dónde está?
- Aquí estoy, padre... a su lado.
- ¿Y mi hija Leyla? ¿Dónde está?
- Aquí estoy, padre, a su lado.
- ¿Y mi hijo Isaías? ¿Dónde está?
- Aquí estoy, padre... a su lado.
- Pero bueno, ¿quién carajo está atendiendo el negocio entonces?

Tags: muertes, famílias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes

Un cura recién ordenado se confiesa por primera vez con su obispo:
- Dime hijo mío ¿qué tal has llevado los votos durante esta tu primera semana?
- Verá eminencia, en cuanto a la pobreza he regalado mi hábito y me visto con uno que ya había desechado, mis sandalias están rotas y llenas de agujeros y doy la mitad de mi comida a los pobres que vienen al comedor.
- Muy bien, hijo mío, muy bien, continúa.
- En cuanto a la obediencia hago cualquier cosa que me mande cualquier otro padre sin pensar en si es justo o adecuado, dando gracias al Señor por tener el privilegio de obedecer.
-Muy bien, hijo mío, excelente, excelente.
-Finalmente, eminencia, en esta semana he hecho el amor con 37 mujeres.
El obispo casi se cae de la silla y con ojos desorbitados pregunta:
- Pero ¡hijo mío! ¡¿y el voto de castidad?!
El curilla, asustado y con cara de perplejidad responde:
- Pero... ¿no era voto de cantidad?

Tags: votos, curas, obispo, confesionarios, confesiones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones, animales

Esto es un tío que entra en un bar y pide un whisky. Se lo sirven y en un momento que se despista se da cuenta que hay un mono que ha puesto sus cataplines dentro del vaso de whisky.
El hombre cabreado le pregunta al camarero:
-Oiga... ¿este mono es suyo?, ¿Sabe por que ha puesto los cataplines dentro mi vaso de whisky?
-No mire... el mono es del pianista, así que mejor pregúntele a él.
El hombre se dirige al pianista que está tocando en el bar y le pregunta:
-Oiga... ¿usted sabe porque el mono ha puesto los cataplines dentro de mi vaso de whisky?
-Pues mire, esta no la se, pero si me la tararea.....

Tags: pianistas, monos, whisky

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+