XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de Donald

Chiste de internacionales

En el funeral de un albañil mexicano fallecido en la construcción del gran muro americano, un hombre desconocido por la familia llora amargamente, se le acerca la mujer del difunto, y dice:
– ¿Era usted amigo suyo?
– Sí.
– ¿Estaba usted a su lado cuando murió?
– Sí, de hecho sus últimas palabras fueron para mí.
– ¿Ah, sí? ¿y cuáles fueron?
– Mariano, ¡no muevas el andamio!

Tags: Donald, DonaldTrump, Trump, méxico, muro, funeral

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de ancianos, verdes, cortos, matrimonios

Una mujer de 25 años le cuenta a una amiga sobre su matrimonio con un señor de 75 años.
Es tan caballero... me trae flores todos los días, me regala bombones, me lleva de paseo, fuimos de vacaciones a Hawai, me compra ropa todas las semanas, me lleva al cine, al teatro, de cenas a los mejores restaurantes, joyas.
- ¿Y en la cama? - pregunta la amiga.
- En la cama hacemos el tratamiento.
- ¿Qué tratamiento?
- Él trata y yo miento.

Tags: jovenes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, borrachos, largos, buenos

Un recién casado se va con los amigotes de copas. El hombre le promete a la mujer que estará de regreso antes de la medianoche pero, como suele pasar, la fiesta se extiende, el tío se agarra un pedo de la leche y le dan las tres de la madrugada entrando por la puerta de su casa.
Justo en ese momento, el reloj da tres campanadas y el tipo, temiendo que su mujer se despierte, imita las campanadas dang, dang... nueve veces más para que piense que son las doce de la noche.
- Oye, me ha salido que te cagas, seguro que ni se ha enterado y se mete en la cama.
A la mañana siguiente, la mujer le pregunta que a qué hora llegó. El le responde:
- A la medianoche, mi amor.
- Ya, ya. Oye Pepe, creo que vamos a tener que comprar otro reloj.
- ¿Cómo que otro reloj?
- Si, es que este debe estar roto ¿Sabes?.
- ¡Pero si da la hora perfectamente!
- ¡Y tan perfectamente! Anoche dio tres campanadas, hizo una pausa, dio otras 4 campanadas, se aclaró la voz con un carraspeo, dio 3 campanadas más, se tiró un pedo, dio las dos últimas y se descojonó de risa.

Tags: relojes, campanas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+