XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de entrecot

Otros chistes

Chiste de profesiones, varios, internacionales

Al recorrer el país entero durante un viaje de cacería, un hombre bien vestido de Estocolmo apunta y le dispara a un pato que va volando, pero el ave cae dentro del corral de un granjero, quien la reclama como suya.
- No es suyo el pato, es mío, insiste el cazador.
Como ninguno de los dos cede, el granjero sugiere resolver las cosas a la antigua usanza:
- Con una patada pueblerina.
- ¬ŅUna qu√©?, dice el cazador.
- Yo le pateo tan fuerte como pueda en la entrepierna, le dice el granjero y luego usted hace lo mismo conmigo. El que grite menos tiene derecho a quedarse con el ave.
El hombre de Estocolmo acepta. El granjero toma vuelo y suelta un golpe demoledor en las partes blandas del hombre, quien a√ļlla de dolor y cae al suelo.
- Bien, ahora es mi turno.
- Olvídelo - dice el granjero -. Se puede usted quedar con el pato

Tags: cazadores, granjeros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, largos

Un carnicero estaba trabajando muy ocupado, cuando ve entrar a su local un perro al que echa de la tienda, poco después el perro entra nuevamente y esta vez el carnicero se da cuenta que el perro trae una nota en el hocico que dice:
¬ŅPodr√≠a darme una pierna de cordero, por favor?
Lo mira, y ahora tiene un billete de 10 euros en el hocico, as√≠ que el carnicero asombrado toma el dinero, mete la pierna de cordero en una bolsa y la coloca en el hocico del perro, el carnicero impresionado decide cerrar la tienda y seguir al perro, √©ste toma una calle hasta un cruce donde se detiene, deja la bolsa en el piso y se para en sus patas traseras para presionar el bot√≥n de cruce, una vez que cambia la luz, toma la bolsa, avanza y llega hasta un paradero de autobuses, ah√≠ se sienta pacientemente y cuando se aproxima un bus se para, mira el n√ļmero y se vuelve a sentar hasta que llega el autob√ļs adecuado, entonces toma la bolsa y se sube, ya arriba del autob√ļs mira por la ventana distra√≠damente hasta que llegan a un sector de la ciudad donde toca el timbre y se baja, de ah√≠ llega a una casa, deja la bolsa en el suelo y con la cabeza empieza a golpear la puerta un par de veces y como nadie abre la puerta, da la vuelta a la casa, esta vez golpea una ventana y regresa nuevamente a la puerta a esperar que abran, casi inmediatamente aparece un tipo en la puerta que empieza a gritar al perro, por lo que el carnicero le dice:
¬°Pero hombre! ¬ŅPor qu√© trata as√≠ al animal? ¬°Es un genio, bien podr√≠a salir en la televisi√≥n!
A lo que el hombre responde:
¬ŅGenio? ¬ŅEst√° usted loco? ¬°Esta es la segunda vez en esta semana que olvida su llave!

Tags: carniceros, perros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+