XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de escarabajos

Otros chistes

Chiste de buenos, matrimonios, infidelidad

Se encuentran dos viudas en un cementerio; una muy feliz limpiando la lápida de su marido y cantando como loca.
La otra muy triste, llorando desconsoladamente...
Al rato, la desconsolada mira a la contenta y le pregunta:
- ¡Ay, señora!, ¿cuánto tiempo hace que enviudó?
- Seis meses, respondió en tono alegre la otra.
- Y ¿cómo hace para estar tan feliz si yo llevo 3 años y no he podido superar esta pena?
- ¡Ay, hija mía! porque después de muchos años, es la primera vez que sé dónde está y quién se lo está comiendo.

Tags: cementerios, viudas, tumbas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones, borrachos, camareros

Entra un hombre en un bar y el camarero educadamente le pregunta:
- ¿Qué le sirvo?
A lo que el hombre le contesta:
- Me sirve... tres cervezas.
- ¿tres cervezas? - Le pregunta el camarero sorprendido.
- Si, una para mí, otra para ti, y otra para tu puta madre.- Le contesta el hombre.
El camarero sorprendido y a la vez mosqueado se aguanta las ganas de darle un buen puñetazo, por respeto y por temor a ser despedido, ya que piensa... puede que sea la última vez que venga por allí, y no merece la pena ponerse a malas….. por lo que le sirve las tres cervezas.
Al día siguiente el camarero al poco de abrir el bar, ve sorprendido que acaba de entrar el mismo hombre del día anterior.
El hombre se acerca hasta él y le dice:
- Quiero que me sirvas 3 cervezas.
El camarero con precaución por lo sucedido el día anterior le vuelve a preguntar:
- ¿Tres cervezas?, vamos a ver ¿hoy para quién son?
El hombre le responde:
- Una para mí, otra para ti, y otra para tu puta madre.
El camarero no se puede aguantar las ganas, sale de la barra y le da una buena paliza. Al final el hombre se va magullado y casi sin poder andar. El dueño del bar que ha visto lo sucedido no despide al camarero, ya que cree que el comportamiento de su empleado ha sido justificado.
Al día siguiente el camero colocaba está colocando las jarras de cerveza, cuando todo incrédulo ve aparecer por la puerta al mismo hombre con un ojo morado, la pierna derecha vendada y el brazo izquierdo en cabestrillo. El hombre se acerca a él y le dice:
- Quiero 2 cervezas.
El camarero bastante mosqueado le pregunta.¿Dos cervezas, para quién?,
- Una para mí, y otra para tu puta madre. Para ti nada, que te sienta mal el alcohol y te pones muy nervioso.

Tags: bares, cervezas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos, verdes, animales, cortos

En el vagón de un tren viajaban un viejo con el pelo todo
engominado y un joven punk. El viejo no podía quitar el ojo del decorado del chaval, con el pelo tan multicolor, la mayor parte verde, un tupé amarillo y la melena a rayas de colores que parecía un arco iris. En esto, el chaval se mosquea de las miradas del viejo y le dice:
- ¿Quee paaassa, abuelo? ¿Me va a decir que de joven nunca hizo nada raro?
- ¡Claro que si! Una vez me lo hice con un papagayo y estoy pensando si tú no serás mi hijo.

Tags: punk, papagayo

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+