XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de esponja

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, ancianos

Una mujer lleva a un beb√© reci√©n nacido al doctor. La enfermera los hace pasar al consultorio. Cuando el m√©dico se presenta, examina al ni√Īo, mide su peso y descubre que esta debajo del peso normal.
Pregunta si lo alimenta con biberón o con el seno materno.
- Seno materno, responde la se√Īora.
- Por favor se√Īora, dice el doctor, desc√ļbrase los pechos.
La mujer obedece, y el médico toca, aprieta, palpa y oprime ambos pechos, en un examen detallado.
Luego le indica a la se√Īora que se cubra y le dice:
- Con raz√≥n el ni√Īo pesa poco, Se√Īora, ¬°usted no tiene leche!
- Ya lo sé. Soy su abuela ¡pero estoy tan contenta de haber venido!

Tags: doctores, bebes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, ancianos, buenos

Esto es San Pedro en la puerta del cielo, cuando siente una imperiosa necesidad de ir al ba√Īo. Entonces llama a Jes√ļs y le solicita que lo sustituya unos minutos durante su ausencia.
Va Jes√ļs y se sienta en el escritorio a recibir a los que intentan entrar y en eso aparece un viejecito al que Jes√ļs le pregunta:
- Abuelo, ¬Ņusted a qu√© se dedicaba en la Tierra?
- El viejecito responde: ¬°Ah...! Yo era carpintero.Ten√≠a una larga barba, muchas canas, era pobre y tuve un hijo fruto de un milagro que fue muy, pero que muy famoso, dem√°s de querido por todos los hombres, especialmente por los ni√Īos...
Jes√ļs conmovido lo mira sollozando y le dice:
- ¬°¬°¬°PAPAAA√Ā!!!
El abuelito lo mira sorprendido y, muy emocionado, le contesta:
- ¬°¬°¬°PINOCHO!!!

Tags: cielo, abuelos, Jes√ļs

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos

Un hombre baja del tren con el rostro verde. Un amigo le pregunta qué le ha pasado.
- Me he mareado, responde el viajero. Me pongo malísimo cuando viajo de espaldas a la locomotora.
- Pero ¬Ņpor qu√© no le has pedido al viajero sentado enfrente que te cambiase el sitio?. La gente siempre se muestra muy amable en estos casos.
- Ya lo he pensado, reconoce el viajero, pero es que no había nadie sentado delante.

Tags: absurdos, trenes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+