XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de estantes

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, ancianos

El abuelo llama al nieto a escondidas y le dice:
- En la mesita de noche de tu papá hay un frasquito pequeño con unas pastillitas azules que dice Viagra. Si tú me traes una pastillita de esas, sin decirle nada a tu papá, mañana temprano te doy 10 euros.
-¿10 euros, abuelo? Eso es mucho dinero, está bien, espérame aquí.
El niño llega a la habitación, coge el frasquito y lee:
- Via...gra, estas son - y le lleva la pastilla al abuelo.
Al día siguiente, el chiquillo se levanta muy temprano y va a saludar al abuelo.
- Buenos días, abuelo. ¿Cómo dormiste?
- Muy bien, hijo (con una sonrisa de oreja a oreja), y le entrega 100 euros.
El chico, extrañado dice:
- Abuelo, te confundes tú me ofreciste sólo 10 euros.
- Sí, 10 que te doy yo y 90 que te manda tu abuela!

Tags: abuelos, viagra

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones

Un individuo que se apunta para un curso de aprendiz de
carnicero.
Se equivocan administrativamente y le apuntan a un curso de aprendizaje de talla de madera.
El monitor le entrega un tronco de madera y le dice con voz amigable:
- ¡Venga sáqueme de aquí un San José!
El tío, mordiéndose la lengua empieza a quitar madera con el cincel.
Al cabo de un buen tiempo regresa el monitor, y le encuentra prácticamente con una astillita de madera, y le pregunta:
- ¿Qué salió ya el San José?
- ¡No, todavía no, pero si está dentro tiene que estar a punto de salir!

Tags: carpinteros, carniceros, madera

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, Lepe, borrachos

Comienza la música y un lepero que estaba un tanto bebido ve una señora elegantemente vestida de negro. Tambaleante, se acerca a ella y le dice:
- Madame, ¿Me concede el placer de este baile?
- No
- ¿Y por qué no?
- Pues por cuatro motivos:
Primero, porque usted está borracho.
Segundo, porque esto es un velatorio.
Tercero, porque el Ave María no se baila.
Y cuarto porque madame será su madre. ¡Yo soy el cura!

Tags: curas, velatorios, bailar

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+