XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de estudiante

Otros chistes

Chiste de largos, buenos

Van dos gitanos por el puente de Triana en Sevilla. Se encuentran de cara a una pareja de Guardias Civiles de los antiguos con dos mostachones grandísimos. Se va uno de los Guardias Civiles para el primer gitano y le espeta:
- Oye tú, ¿cómo te llamas?
- Me llamo Pepe, Pepito, José, Joselito.
Este Guardia Civil ni corto ni perezoso le dice al otro Guardia:
- Dale 4 leches por cada nombre.
La cara del gitano había que verla, parecía el muñeco de MICHELÍN. En ese momento le dice el mismo Guardia Civil al otro gitano:
- Y tú, ¿cómo te llamas?
El pobre gitano con cara de compungido le dice:
- Mie usté, zeñó Guagdia, yo apenas me llamo Antonio.

Tags: gitanos, guardias, policías

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

En un restaurante uno de los comensales de una mesa, repara que el camarero, lleva una cucharilla de las de café en el bolsillo de la chaqueta.
Se fija un poco mas y comprueba que todos los camareros llevan cucharillas en los bolsillos de sus respectivas chaquetas.
Intrigado, le pregunta al camarero:
- Lo de la cucharilla en el bolsillo ¿es por algo?
- Si señor, es que ha habido una consultoría para ahorrar costes. En ella se ha comprobado que la cucharilla de café es la pieza que más veces se suele caer al suelo, nosotros la reponemos inmediatamente y en el siguiente viaje a la cocina volvemos a colocarnos otra. De esta forma ahorramos un 3 por ciento de nuestro tiempo.
- Muy inteligente, sí señor.
Al rato, el mismo comensal, observa que le cuelga un hilito hábilmente disimulado de la bragueta. Igualmente comprueba que todos los camareros están en la misma situación.
Vuelve a preguntar al camarero:
- Lo del hilito en la bragueta ¿seguro que también tiene una explicación?
- Efectivamente. En la misma auditoría se ha comprobado que por la cantidad de horas que nos pasamos en el restaurante, tenemos necesidad de ir varias veces al servicio. Con la cuerdecita nos la
sacamos sin tocarla, con lo cual evitamos perder tiempo
lavándonos las manos lo que produce un ahorro del 4 por ciento en el total de la jornada.
Se queda el comensal pensando y dice:
- Bueno para sacarla, muy bien, pero ¿cómo se la guardan?
- Los demás no lo sé, yo uso la cucharilla.

Tags: restaurantes, camareros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales, animales

En un congreso de elefantólogos ha llegado el momento de que cada una de las delegaciones presente sus estudios al respecto. La delegación argentina presenta un estudio titulado; 'El elefante como útil de trabajo';, obra desarrollada en 5 tomos. La delegación británica 3 volúmenes sobre 'Los elefantes del gobernador de la India, siglo XIX';. Finalmente le toca el turno a la delegación española; se levanta ceremoniosamente su portavoz y dice:
-Solicito de la ilustre presidencia una prórroga de un mes para terminar mis cuartillas.

Tags: elefantes, españoles

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos, buenos

Dos borrachos le preguntan al barman dónde queda el baño, el barman le dice:
- Por el pasillo a mano derecha, bajan dos escalones y ahí están los baños.
- Hip, ok gracias.
Cuando van por el pasillo uno le dice al otro:
- Oye, ¿Era pa' la derecha o pa' la izquierda?
- El barman dijo pa' la izquierda.
Pero para el lado izquierdo estaban reparando un ascensor y se caen por el hueco y se dan una torta importante y uno se levanta, no sin esfuerzo y le dice al otro:
- Yo no sé tu, pero yo me voy a orinar aquí, yo no voy a bajar el otro escalón.

Tags: barman, ascensores, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, religión

Dios estaba creando el mundo y le estaba poniendo el nombre a los animales:
-Tú te llamarás gallina
-Tú te llamarás caballo
-Tú te llamarás burro-
Y siguió poniéndoles sus nombres y después el burro pregunta:
-¿Cómo me llamaba yo?
Y dios contesta:
-Burro
Después de 3 minutos más, el burro pregunta:
-¿Cómo me llamaba yo?
-Burro
Y así cinco veces más le vuelve a preguntar:
-¿Cómo me llamaba yo?
Él le responde:
-Burro idiota
Y el burro dice:
-Yo ya me estaba aprendiendo el nombre y usted ahora me dice el apellido!

Tags: nombres, burros, Dios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+