XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de f1

Otros chistes

Chiste de buenos, largos, animales

Va Caperucita Roja cantando por el bosque:
- Soy Caperucita Roja, una ni√Īa muy feliz...

Cuando de pronto ve al lobo y le dice:
- Se√Īor Lobo, !ya lo vi detr√°s de ese √°rbol!.

El lobo sale corriendo y Caperucita contin√ļa su camino cantando su cancioncilla. Despu√©s de unos pasos vuelve a ver al lobo:
- Se√Īor Lobo !ya lo vi de nuevo!, est√° detr√°s de esos matorrales.

El lobo sale corriendo y Caperucita sigue su camino cantando. Poco después se topa de nueva cuenta con el lobo:
- Se√Īor Lobo, !ya lo vi otra vez, detr√°s de esa roca!.

El lobo sale muy enfadado y dice:
¬ŅSer√° posible, es que no se puede cagar tranquilo en este pu√Īetero cuento?

Tags: cuentos, lobos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, buenos, largos, borrachos

Este era una vez que un se√Īor llega borracho a su casa a las 4 de la ma√Īana, y como no ten√≠a llave se dirigi√≥ al patio de su casa, al entrar en el patio, ve que el perro de su casa tiene un lorito muerto en la boca, y el tipo dice:
-¡Dios mío!, si es el lorito de la vecina.
Al se√Īor le dio pena y puso al lorito en la jaula de la vecina y se acuesta a dormir. Al otro d√≠a se despierta y ve que su esposa est√° llorando y le pregunta:
-¬ŅAmor, por qu√© estas llorando?
Y le dice su esposa:
-Es que se murió la vecina del lado.
Y dice el esposo:-Cómo ha podido ser, si ayer la vi bien y en perfectas condiciones.
Y le dice la esposa:
-Es que le dio un infarto esta ma√Īana. Porque ayer hab√≠a enterrado al lorito que se le muri√≥ y se le apareci√≥ en la jaula esta ma√Īana.

Tags: loros, muertos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, matrimonios, infidelidad

Un individuo est√° trabajando toda su vida para comprarse un seiscientos de segunda mano.
El día que se lo dan llega a casa diciendo:
- Ya lo tenemos María, lo tengo abajo aparcado- salen los dos al balcón y dice - míralo María es el blanco.
Y mientras lo est√°n mirando un individuo les est√° abriendo la puerta.
- Que nos lo roban María, que nos lo roban
Entran para adentro agarran el armario de la habitación entre los dos, lo sacan al balcón y se lo tiran al tío encima. Lo matan.
Se celebra el juicio y el hombre es condenado a muerte.
Sube al cielo y lo recibe San Pedro:
- Dios os guarde,
- Dios os guarde, también, usted dirá
- Mire Pedro yo estuve trabajando toda mi vida como un
desgraciado para poder comprarme un seiscientos de segunda mano y el d√≠a que lo estaba viendo con mi mujer, un sinverg√ľenza me lo estaba robando, no pude por menos de coger un armario y tir√°rselo a la cabeza.
- ¬°Caray! No te preocupes hijo pasa para adentro.
Al rato, otro que sube para el cielo, lo recibe San Pedro,
- Dios os guarde,
- Dios os guarde también, usted dirá
- Mire Pedro yo estuve trabajando toda la noche y al día siguiente, cuando salí, salí tan cansado que en vez de abrir mi coche, me equivoqué y estaba abriendo otro coche cuando me tiraron un armario en la cabeza
- ¬°Caray! Hijo pasa, pasa.
Al rato otro que sube para arriba,
- Dios os guarde
- Dios os guarde, usted dir√°
- Mire Pedro, yo me entend√≠a con una casada, ¬Ņsabe?, est√°bamos los dos en la cama y llamaron a la puerta, y ella me dijo ¬°mi marido, m√©tete en el armario! Y ya no recuerdo nada m√°s...

Tags: coches, armarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos

Un hombre ciego entra en un "bar de chicas" por equivocaci√≥n. Se las apa√Īa para llegar hasta la barra y pide una copa, y tras estar un rato sentado en la tabureta le grita al camarero:

- Eh, t√ļ, te gustar√≠a o√≠r un buen chiste de rubias?

Inmediatamente se hace un silencio total en el bar y con una grave, profunda y √°spera voz, la mujer que esta sentada junto a el le dice:

- Antes de que cuente ese chiste, se√Īor, y en atenci√≥n a su minusval√≠a f√≠sica que le impide ver, creo que lo justo es que le advierta de cinco cosillas: - Que la camarera es rubia. Que el portero del bar es una mujer rubia. Que yo mido un metro ochenta, peso 80 kilos, soy cintur√≥n negro de k√°rate y tengo el pelo rubio. Que la mujer que esta conmigo es levantadora de pesas y es rubia; y que la dama que esta sentada al otro lado de usted es una luchadora profesional y tambi√©n es rubia. Y ahora que sabe eso, pi√©nselo cuidadosamente. ¬ŅDe verdad todav√≠a quiere contar ese chiste?

El ciego piensa durante un par de segundos, menea la cabeza y contesta:
- Naaa... Pues no lo cuento....Paso de tener que explicarlo cinco veces!

Tags: rubias, mujeres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+