XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de fea

Otros chistes

Chiste de profesiones, niños, largos, buenos

Una madre que estaba comiendo con su hijo de 10 años en un restaurante
Al pagar deja una propina y en un descuido el niño se mete un euro en la boca y se atraganta
En eso la madre empieza darle palmadas en la espalda, golpes y demás pero el niño no la escupe y entra en momentos de asfixia, lo cual la madre empieza a gritar pidiendo auxilio !!
En esto un señor que también comía allí, se levanta todo tranquilo, sin mediar palabra todo con tranquilidad llega hasta el niño , le baja los pantalones y le aprieta los testículos con fuerza, dándole un tirón hacia abajo con bastante violencia ,
El pobre chico ante el dolor inaguantable expulsa la moneda
El hombre vuelve a su mesa con la misma parsimonia que había llegado
Al cabo de unos minutos se acerca la madre para darle las gracias al señor y le pregunta es
- ¿Usted medico?
- NO - responde el caballero - SOY FUNCIONARIO DE HACIENDA experto en tocar los cojones hasta sacar la última moneda.

Tags: hacienda, funcionarios, monedas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, animales

Esto es un tío que lleva meses por el desierto montado a camello y claro el tío esta tan desesperado por echar un polvo que se desahoga haciéndose unas pajillas.
Hasta una mañana que decide tirarse al camello porque ya no aguantaba más y lo necesitaba, eso que se va a bajar del camello y se sube a una de sus maletas para inventarlo penetrar y el camello según lo nota echa a correr por el desierto y el hombre corriendo detrás de él, pasan 3 h y por casualidad se encuentra en medio del desierto a una pedazo rubia que tenia el coche averiado, entonces la rubia lo ve y le dice si la puede ayudar, el pajillero le contesta que si y se pone manos a la obra.
Pasan unos minutos, y el tío le dice:
- Ya esta arreglado señorita
la rubia desabrochándose la camisa le dice:
- Muchas gracias caballero, que le apetece que haga para agradecérselo?
Y el hombre contesta:
- Me podrías ayudar a atrapar a mi camello?

Tags: desierto, rubias, camellos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+