XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de feas

Chiste de religión, matrimonios

Esto es una mujer muy fea cuyo marido siempre se esta metiendo con ella, que a estas alturas tiene ya un problema bastante serio. Pero un día se decide a salir a la calle; es mas, quiere ir a la procesión de Semana
Santa.
- Oye, que me voy a ver la procesión.
- Tu ? Con lo fea que eres ? Pero si va a haber un montón de gente !
- No me importa que me vean, tengo derecho a ir.
- No, si es que eres tan fea que les vas a asustar a todos.
Total, que la mujer se va, y al volver le dice al marido toda contenta:
- Oye, oye, me han confundido con la virgen !
- A ti ? Con lo fea que eres ? eso es imposible !
- Que si, que si, que uno de los que llevaban el paso me ha dicho al
verme " La madre de Dios !!! "

Tags: feas, procesiones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de malos, amigos

Dos amigos van por el campo.
Se encuentran una escopeta con los cañones recortados.
Sin saber muy bien lo que es, uno de ellos se pone a mirar por los cañones a modo de prismáticos.
Mientras el otro hurga en los gatillos y claro, se dispara.
Los ojos del que miraba por los cañones, se le saltan de las órbitas.
El otro le dice: ¡No me mires así que yo también me he asustado!.

Tags: tontos, escopetas, ojos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, matrimonios

Una noche una pareja de mayorcitos estaba acostada en su cama.
El marido se estaba quedando dormido, pero su mujer se sentía romántica y quería conversar.
Le dijo: “Cuando me enamorabas, me cogías de la mano...”
.. De mala gana, el marido se dio media vuelta, le cogió la mano por unos segundos y luego trató de dormirse otra vez.
Ella le dijo nuevamente: “Entonces me besabas...”
Algo molesto, se dio media vuelta otra vez y le dio un ligero beso en la mejilla y luego se acomodó para dormirse.
A los treinta segundos, ella le dijo: “Luego tú me mordías en el cuello...”
Molesto, el marido tiró la ropa de cama y se levantó.
“¿A dónde vas ahora?”, le preguntó ella.
“¡¡¡Joder, a buscar los dientes…!!!”

Tags: besos, maridos, camas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+