XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de feas

Chiste de religión, matrimonios

Esto es una mujer muy fea cuyo marido siempre se esta metiendo con ella, que a estas alturas tiene ya un problema bastante serio. Pero un día se decide a salir a la calle; es mas, quiere ir a la procesión de Semana
Santa.
- Oye, que me voy a ver la procesión.
- Tu ? Con lo fea que eres ? Pero si va a haber un montón de gente !
- No me importa que me vean, tengo derecho a ir.
- No, si es que eres tan fea que les vas a asustar a todos.
Total, que la mujer se va, y al volver le dice al marido toda contenta:
- Oye, oye, me han confundido con la virgen !
- A ti ? Con lo fea que eres ? eso es imposible !
- Que si, que si, que uno de los que llevaban el paso me ha dicho al
verme " La madre de Dios !!! "

Tags: feas, procesiones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de parejas, verdes

En la villa olímpica el campeón de salto de pértiga y una lindísima gimnasta se vieron obligados, por falta de espacio, a compartir la misma cama. Antes de acostarse dijo ella:
- Para evitar malas tentaciones pondré una almohada entre los dos.
En efecto, así pasaron la noche, sin novedad, con una almohada separándolos. Al día siguiente dice el campeón:
- Hoy trataré de saltar la valla de los 6 metros.
- Uff! -se burla con desdén la bella chica - No saltaste la almohada, y vas a saltar la valla de los 6 metros!

Tags: gimnastas, olimpiadas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos

Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta. El taxista grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en un escaparate haciendo pedazos los vidrios.

Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:

– Mire amigo, jamás haga eso otra vez! Casi me mata del susto!
El pasajero le pide disculpas y le dice:
– No pensé que se fuer a a asustar tanto si le tocaba el hombro
El taxista le dice:
– Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista
– ¿Y qué hacía antes?
– Fui chófer de carroza funeraria durante 25 años

Tags: taxis, taxistas, coches

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+