XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de fotocopiadoras

Chiste de buenos, varios

El jefe está con un paquete de papeles frente a la nueva trituradora de documentos. Se le ve desconcertado, mira por un lado, mira por el otro. En eso pasa el empleado mas "pelota" de la empresa y, muy amablemente, le ofrece ayuda, toma el paquete de papeles, los coloca en la ranura y ¡¡TRRRRRRR.., se oye el sonido de los papeles cuando se hacen trizas.
El empleado le dice al Jefe:
- ¿Ve que fácil es? No tiene más secreto jefe
El Jefe no se queda muy convencido, mira a la máquina por todos los lados, y dice:
- ¿Y por dónde salen las fotocopias?

Tags: jefes, trabajos, oficinas, fotocopiadoras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos

En una noche de lluvia cerrada un viajante de comercio detiene su coche en la pequeña fonda local. Solicita una habitación y el dueño le responde desganado:
- Habitación sí hay, pero la cama está sin hacer.
- Bueno, responde el viajante, eso no importa; yo mismo la puedo hacer.
- ¡Ah!, muy bien -dice el posadero-. Ahí tienelas tablas y aquí martillo, serrucho y clavos.

Tags: viajes, hoteles, camas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, animales

Había una vez dos bellísimas doncellas paseando por los alrededores de su castillo. De pronto, una de ellas escuchó una tímida voz que gritaba:
- ¡Ehhhh! ¡Mirad aquí abajo!
Las doncellas miraron y vieron un pequeño sapo a la orilla del foso.
- ¡Hola! -dijo el sapo-. En realidad soy un cantante, pero un genio malvado me ha convertido en un sapo. Si una de vosotras me besa, volveré a ser cantante y viviremos felices para siempre.
Entonces, la más bella de las dos doncellas lo cogió con la mano y se lo metió en el bolsillo.
- ¿Cómo es eso? -le pregunta la otra doncella-. ¿No vas a besarlo?
- ¿Estás de broma? -responde la bella-. ¡Puedes ganar mucho más dinero con un sapo que habla que con un cantante!

Tags: cuentos, sapos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+