XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de franceses

Chiste de internacionales

Esto es un Español , un Moro y un Frances perdidos enmedio del mar en una barca.
Muertos de hambre el frances propone :
Por vosotros me corto la pierna y os la comeis , y el Español y el Moro se la comen.
El Moro va y dice :
Pos vosotros me corto el brazo y teneis brazo de moro , y el Español y el Francesse lo comen.
Entonces va el español y se saca la polla i los demas diciendo : Franfurt Franfurt !
-ee kietecitos , a tomar el biberon i a dormir !-

Tags: españoles, franceses, moros, náufragos, frankfurt

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, amigos

Un hombre que siempre molestaba a su mujer, pasó un día por la casa de sus amigos para que lo acompañasen al aeropuerto a despedirse de su esposa que se iba a París.
Al despedirse, frente a todo el mundo, él le desea buen viaje y en tono burlón le grita:
- Amor, que tengas buen viaje y no te olvides de traerme una hermosa francesita Ja ja ja!!
Ella bajó la cabeza y se embarcó muy molesta.
La mujer pasó dos semanas en Francia.
A su regreso, el marido otra vez pidió a sus amigos que lo acompañasen al aeropuerto a recibirla.
Al verla llegar, lo primero que le gritó a toda voz fue:
- ¿Amor me trajiste mi francesita?
- Hice todo lo posible, - contestó ella - ahora sólo tenemos que rezar para que nazca niña.

Tags: franceses, aeropuertos, amor

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos, abogados

Un abogado llega tarde a un importante juicio y no encuentra estacionamiento... Levanta la vista al cielo y dice:
- Señor, por favor, consígueme un sitio para aparcar y te prometo que iré a Misa los domingos del resto de mi vida, dejo las malas compañías y los vicios. Y jamás en mi vida me volveré a emborrachar... ¡Y dejo de acostarme con mi secretaria, que además está casada!
Milagrosamente, en ese momento, aparece un sitio libre, el hombre aparca y dice:
-No te preocupes Señor que ya encontré uno, pero gracias de todos modos

Tags: Dios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+