XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de fugas

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, profesiones

Un individuo se presenta en unos grandes almacenes para buscar trabajo de vendedor.
- ¿Es usted buen vendedor?
- De primera
- Tendré que hacerle previamente unas pruebas
- Lo que usted considere
- De momento lo pondré en la sección de ferretería.
Al tío lo pasan a la sección de ferretería. Al día siguiente todo vendido incluidos los mostradores y la caja registradora.
- Usted se ha pasado un poco ¿eh?
- Si es que cuando me pongo a vender me animo ¿sabe?
- Ahora lo pondré en la sección de sastrería, si me vende este traje queda usted admitido.
El traje tenía delito: La chaqueta era verde, con las mangas amarillas, el pantalón rojo con lunares negros. Al día siguiente el traje vendido.
- ¿Se lo habrá vendido a un familiar?
- No, a un cliente.
- A un cliente y ¿qué dijo el cliente?
- Nada, el cliente no dijo nada, eso si, su perro lazarillo me quería morder.

Tags: ciegos, tiendas, comerciales

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de Lepe, buenos, animales

Unos de Lepe van a comprarse unos zapatos a una tienda. Se interesan por el precio de unos que les gustan y cuando les contestan que cuestan 200 euros, comentan con el dependiente.
- ¿Pero qué tienen de especial?
- Señor es que estos zapatos son de cocodrilo.
Deciden ir al Nilo a cazarlos. Extenuados, cuando ya llevan cerca de dos mil cocodrilos cazados, comentan:
- Cazamos un par de ellos más y como no tengan tampoco zapatos, lo dejamos, ¿no?.

Tags: cocodrilos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales

Un veterinario va a un medico amigo suyo porque se encuentra mal.
El médico le dice:
- Vamos a realizarte una analítica, unas pruebas de estómago, unas placas de tórax y luego te haré un diagnóstico y te recetaré el remedio.
El veterinario le contesta,
- Pues vaya, yo cuando veo los síntomas de una vaca enferma no necesito más, le receto inmediatamente.
A lo que el médico le contesta:
- Bueno pues mira tomate estas pastillas y si te van bien pues nada y si no, te sacrificamos.

Tags: vacas, veterinarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+