XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de funeral

Chiste de internacionales

En el funeral de un albañil mexicano fallecido en la construcción del gran muro americano, un hombre desconocido por la familia llora amargamente, se le acerca la mujer del difunto, y dice:
– ¿Era usted amigo suyo?
– Sí.
– ¿Estaba usted a su lado cuando murió?
– Sí, de hecho sus últimas palabras fueron para mí.
– ¿Ah, sí? ¿y cuáles fueron?
– Mariano, ¡no muevas el andamio!

Tags: Donald, DonaldTrump, Trump, méxico, muro, funeral

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, borrachos

Dos amigos que se encuentran por la calle:
- Hola Pepe, ¿qué tal?
- Pues mal, vengo del funeral de Antonio.
- ¡No puede ser! Si lo vi hace unos días y estaba perfectamente.
- Murió ayer, se cayó en un depósito de 500 litros de cerveza.
- Vaya, que muerte más cruel.
- No creas, antes de morir salió tres veces a mear.

Tags: funeral, muertos, depósitos, cerveza, mear

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de animales

Esto es un partido de fútbol, en el que juegan los leones contra el resto de los animales de la selva...
En la primera parte van ganando los feroces leones por 12 goles a 0.
Pero en la segunda parte, se incorpora el ciempiés y les mete 100 goles a los temibles leones.
Al terminar el partido se acerca uno delos leones y le dice al ciempiés:
-Menos mal que no has salido en la primera parte, que si no …
- Tengo una duda, siendo tan bueno…… ¿Cómo es que no has salido en la primera parte?
Y le contesta el ciempiés:
- Porque, me estaba atando las botas.

Tags: ciempiés, botas, futbol

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, militares

El sargento llevaba a la tropa a una marcha forzadísima de kilómetros y kilómetros.
- ¡ Uno dos, uno dos, uno dos!
Desde el fondo de la fila un andaluz repetía:
- ¡¡¡Eso es, eso es, eso es!!!
- Pero ¿qué te pasa, andaluz loco? Estamos hechos polvo y tú encima lo animas.
- ¡No, no! Si lo que digo es que eso es, eso es los que vamos a quedar a este paso: “uno o dos"

Tags: andaluz, sargentos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+