XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de funeral

Chiste de internacionales

En el funeral de un albañil mexicano fallecido en la construcción del gran muro americano, un hombre desconocido por la familia llora amargamente, se le acerca la mujer del difunto, y dice:
– ¿Era usted amigo suyo?
– Sí.
– ¿Estaba usted a su lado cuando murió?
– Sí, de hecho sus últimas palabras fueron para mí.
– ¿Ah, sí? ¿y cuáles fueron?
– Mariano, ¡no muevas el andamio!

Tags: Donald, DonaldTrump, Trump, méxico, muro, funeral

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, borrachos

Dos amigos que se encuentran por la calle:
- Hola Pepe, ¿qué tal?
- Pues mal, vengo del funeral de Antonio.
- ¡No puede ser! Si lo vi hace unos días y estaba perfectamente.
- Murió ayer, se cayó en un depósito de 500 litros de cerveza.
- Vaya, que muerte más cruel.
- No creas, antes de morir salió tres veces a mear.

Tags: funeral, muertos, depósitos, cerveza, mear

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de matrimonios, infidelidad

Hoy me levanté temprano, me puse los calzoncillos largos, me vestí con calma, me tomé un café, agarré mis cañas de pescar, me fui silenciosamente al garaje, puse las cañas en el maletero del coche y procedí a sacarlo del garaje bajo una lluvia torrencial.
Estaba toda la calle inundada y el viento gélido soplaba a una fuerza sobrenatural.
Sin lugar a dudas, no era un buen día para salir a pescar. Por lo que decidí volver a guardar el coche en el garaje, puse la radio y me enteré de que el mal tiempo iba a durar todo el día.
Entré de nuevo en mi casa, me desvestí silenciosamente y me deslicé dentro de la cama. Despacito me acurruqué contra la espalda de mi mujer, puse mis manos en sus pechos y le susurré al oído:
- El tiempo afuera está horrible.
Ella me contestó medio dormida:
- Ya lo sé. ¿Te puedes creer que el gilipollas de mi marido se fue hoy pescar?

Tags: pesca, lluvia

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+