XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de gelatina

Otros chistes

Chiste de ancianos, borrachos

Estaba un borracho haciendo autostop, entonces un camionero se detiene y lo monta en el camión.

El borracho empieza a preguntar una por una las funciones de todos los botones que tenía el tablero, pero había un botón que no servía para nada, entonces como el chófer estaba harto por las preguntas del borracho, le dice que ese botón sirve para que cuando él viera a una viejecita aprete ese botón y la atropella.

El borracho queda asombrado pero no dice nada. Al cabo de una hora pasan por un pueblo que pegaba a la carretera que viene cruzando una viejecita, el borracho al verla aprieta desesperadamente el botón y el chófer la esquiva y se escucha un gran golpe, entonces el borracho le dice al chófer:

- Mira, manda a arreglar ese botón porque si no abro la puerta fallamos la vieja.

Tags: autostop, camiones, camioneros, viejas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos, buenos, amigos

Tres borrachos que llegan a la estación.
¡DIN DON DIN! El tren con destino a Sevilla, sale ahora mismo por la vía 4.

Se ponen a correr, el Jefe de estación ayuda a uno a subir, luego ayuda a otro, y cuando llega al tercero el tren ha cogido ya velocidad, y no puede subirlo.
- ¡Lo siento, pero ya es tarde!
- Pues más lo van a sentir ellos, que habían venido a despedirme.

Tags: trenes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Era un pescador que todos los sábados, a las 6 de la mañana, acudía a pescar a San Carlos de la Rapita. Prepara los aparejos y el anzuelo y los echa al agua.
Al rato un tío se le pone al lado.
Sábado, ocho de la mañana, el pescador con la caña y el tipo al lado.
Sábado , una de la tarde, el tío con la caña y el menda al lado.
Sábado, siete de la tarde, el tío con la caña y el nota al lado.
Domingo, seis de la mañana, el tío con la caña y el tipo al lado.
Domingo, una de la tarde, el tío con la caña no puede más y le dice:
- A usted también le gusta la pesca ¿no?.
- ¡A mí, que va, yo no tendría paciencia oiga!.

Tags: pescadores, absurdos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+