XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de gintonics

Otros chistes

Chiste de parejas, verdes

En la villa olímpica el campeón de salto de pértiga y una lindísima gimnasta se vieron obligados, por falta de espacio, a compartir la misma cama. Antes de acostarse dijo ella:
- Para evitar malas tentaciones pondré una almohada entre los dos.
En efecto, así pasaron la noche, sin novedad, con una almohada separándolos. Al día siguiente dice el campeón:
- Hoy trataré de saltar la valla de los 6 metros.
- Uff! -se burla con desdén la bella chica - No saltaste la almohada, y vas a saltar la valla de los 6 metros!

Tags: gimnastas, olimpiadas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos, matrimonios

Llega un tipo bien borracho a las 3:00 de la madrugada a su casa, mete la llave despacito sin hacer ruido para no despertar a su mujer.
Pero la mujer lo estaba esperando sentada en el sillón del living, cuando abrió la puerta esta le prendió la luz.
El borrachín al verse descubierto le dice:
Borrachín: Que..?
Esposa: Que de que..?
Borrachín: Que de que o que..?
Esposa: Que de que o que de que..?
Borrachín: Que de que o que de que o que..?
Esposa: Que de que o que de que o que por que..?
Borrachín: Que de que o que de que o que por que pero que..?
Esposa: Que ¬ŅDonde andabas?!!
Borrachín: No, no, no.... no me cambiés la conversación.

Tags: conversaciones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, buenos

El c√©lebre violinista polaco Juan Petnicoft, de paseo por la selva de √Āfrica, se pierde.
De pronto, ¬°ve un le√≥n! El violinista recuerda el dicho: ‚ÄúLa m√ļsica calma a las fieras‚ÄĚ.
Desenfunda su violin y desgrana una bellísima melodía.
Comienzan a acercarse otros leones. Lentamente, se han acercado docenas de leones. Se ha formado una verdadera platea de leones sentados alrededor del violinista.
- ¡Dios mío, jamás pensé que este violín iba a salvarme la vida!
En ese momento, un león enorme aparece de entre
los arbustos. De un empujón, aparta a los leones que estaban sentados, se arroja violentamente sobre el violinista y se lo come.
Uno de los leones, todavía conmovido, comenta:
-¡Mierda! ¡Ya sabía yo que el sordo nos iba a arruinar el concierto!

Tags: leones, violinista, violines, africanos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+