XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de goma

Otros chistes

Chiste de buenos, verdes

Un hombre pequeño va en un ascensor. El ascensor se detiene en una planta y entra un tremendo negro. Éste mira al hombrecillo y ofreciéndole la mano, le dice:
- 2,10 metros, 125 kilos, un pené de 30 cms, dos testículos de 200 gramos cada uno. Cubano. Mi nombre es Dante La puerta.
El hombrecillo se desmaya y el hombre negro, sorprendido, le levanta y le despierta abofeteándole.
Entonces le pregunta:
- ¿Tienes algún problema?
A lo que el hombrecillo le contesta:
- ¿Podría repetir despacio lo que ha dicho?
El negro le mira desde arriba y le vuelve a decir:
- 2,10 metros, 125 kilos, un pene de 30 cms, dos testículos de 200 gramos cada uno. Cubano. Mi nombre es Dante Lapuerta.
Entonces ve que el hombrecillo da un respiro y dice:
- Gracias Dios mío, pensé que había dicho "Date la vuelta".

Tags: bajos, altos, superdotados

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de infidelidad, matrimonios

Una tía con su amante y en esto que llega el marido:
- Rápido, por la ventana, que sólo es un primer piso.
- Pero María, si esta lloviendo a cántaros, que así desnudo me va a dar una pulmonía.
- Que mi marido es un bestia.
Total, que sale en pelotas totalmente y se encuentra a unos tíos haciendo footing. El tío se une a ellos corriendo para disimular.
- ¿Y usted hace siempre footing así?
- Si, si, es muy sano, porque uno se siente mas suelto y no le estorba el chándal.
- Y siempre lleva un preservativo puesto.
- No, no, solo cuando llueve.

Tags: footing, preservativos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos

Un joven de un pueblo muestra especiales dotes para la música. Reunido el Consistorio y no sin influencias de la madre del muchacho, deciden pagarle una costosísima beca para que amplíe estudios en Austria.
A la vuelta de tres años, regresa al pueblo con los estudios terminados. Se organiza un concierto en el teatro del Ayuntamiento que congrega a todo el pueblo orgulloso de su chavalote.
Comienza el concierto, el muchacho que se había especializado en música vanguardista, sometió a la audiencia a una interminable serie de sonidos casi insoportables, excepto claro está, para su madre.
En el descanso se acerca la madre al Alcalde y le dice:
- ¿Qué le parece la ejecución de mi hijo?
Y el Alcalde:
- Tanto como una ejecución, me parece excesivo, pero unas cuantas ostias no se las quita nadie cuando acabe el concierto.

Tags: músicos, música, madres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+