XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de gordas

Chiste de buenos

Esto es 4 personas que van en un vagón de un tren, eran. una gorda, una rubia buenísima, un madrileño y un catalán. Al rato el tren pasa por debajo de un túnel, y se escucha... plasss... Sale el tren del túnel y la gorda piensa, esto es que el catalán le quería meter mano a la rubia y esta le a dado un guantazo.
La rubia piensa: esto es que el catalán me ha intentado de meter mano y se a equivocado y la
gorda le a dado un guantazo. El madrileño piensa: esto k el catalán le ha querido meter mano a la rubia .... y la rubia me a dado el guantazo a mi. Y piensa el catalán: haber si pasamos por debajo de otro túnel pa meterle otro guantazo al madrileño.

Tags: catalanes, madrileños, gordas, trenes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de animales, amigos, largos, buenos

Van dos amigos caminando por el desierto y uno le dice al otro:
- No puedo aguantar la sed.
- Tranquilo, que pronto llegaremos a un pozo dentro de poco..
Llegan al pozo, se acercan y comentan:
- Parece que no se ve agua aquí.
- Espera que tiraré una piedra.
Mira a un lado y otro y ve una gran piedra, la agarra y la tira dentro del pozo.
- Pues parece que está profundo.
- Espera que ya llegará, le dice el amigo.
En esto ven bajar una cabra corriendo hacia el pozo.
- Mira la cabra esa, ¡Como corre!
La cabra se tira de cabeza al pozo, y dice uno:
- Esta tenía más sed que tú, ¿Eh?
Entonces, aparece el cabrero y les pregunta:
- Buenas tardes, ¿Han visto una cabra por aquí?
- Sí señor, acaba de tirarse al pozo, pobrecilla, seguro que tenía sed.
- Pero cómo se va a tirar al pozo la cabra, si la tenía yo aquí, amarrada a una piedra!

Tags: cabras, pozos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Un irlandés, un mejicano y un hombre rubio estaban trabajando en el andamiaje de un edificio en la 20a planta.
A las 12.00 almorzaron y el irlandés dijo: “¡Carne de oveja con col! Otra vez… Si mi mujer me da este plato otra vez voy a saltar de este edificio!”
El mejicano abrió su lonchera y exclamó: “¡Burritos, burritos, burritos! Siempre esos burritos. Sí me da burritos otra vez yo también me saltaré.”
El rubio sacó su almuerzo y dijo: “Bocadillo con mortadela – ¡otra vez! Un bocadillo con mortadela más y yo me voy a saltar también!”
El próximo día el irlandés abrió su lonchera, vio la oveja con col, se saltó y se murió.
El mejicano abrió su lonchera también, vio un burrito y se saltó él también.
El rubio también abrió su lonchera, vio el bocadillo con mortadela y se saltó.
En el funeral, la mujer del irlandés estaba llorando. Dijo: “Si hubiera sabido que cansado era de oveja con col, no se la habría dado otra vez.”
La mujer del mejicano lloraba también y dijo: “Le pudiera haber dado tacos o enchiladas….. No podía imaginarme que odia tanto a los burritos.”
Y todos se dirigieron para mirar a la mujer del rubio. Ella dijo: “No me miren, prepara su propio almuerzo.”

Tags: entierros, funerales, comidas, bocadillos, rubios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+