XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de guapo

Otros chistes

Chiste de vascos, largos

Va uno de Bilbao conduciendo su reci√©n estrenado coche, por la autov√≠a, direcci√≥n San Sebasti√°n, cuando en una de las curvas, se sale de la carretera y se pega ‚Äúla gran hostia‚ÄĚ, quedando el flamante coche completamente abollado.
El bilbaíno sale del coche, y empieza a mirar el mal estado en que ha quedado su flamante coche y en éstas pasa un donostiarra, y viendo lo mal que estaba el de Bilbao, detiene su coche, y le dice :
- No te preocupes, hombre, si quieres dejar el coche, tal y como estaba antes, no tienes mas que soplar por el tubo de escape, y a medida que se vaya hinchando, irán desapareciendo las abolladuras.Dicho esto el donostiarra vuelve a montarse en el coche y deja al bilbaíno manos a la obra.
El bilbaíno todo agradecido, se tumba en el suelo, y empieza a soplar por el tubo de escape, como le había dicho el donostiarra y en éstas que pasa otro de Bilbao, que al ver a su paisano tumbado en el suelo, decide detenerse para echarle una mano.
El bilbaíno accidentado cuenta a su paisano lo que le ha sucedido, y el brillante consejo que le había dado el donostiarra.
El √ļltimo bilba√≠no en llegar, mira at√≥nito al bilba√≠no accidentado, y le dice:
- ¡¡TU ERES TONTO O QUE!!... como piensas que se va a hinchar el coche soplando por el tubo de escape…………. SI TIENES LAS VENTANILLAS BAJADAS.

Tags: coches, accidentes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, verdes, inform√°tica

Una consultora inform√°tica, que estaba ayudando a un hombre a configurar su ordenador, le pregunta qu√© palabra le gustar√≠a utilizar como contrase√Īa para entrar en su sistema. Con la intenci√≥n de ponerla en una situaci√≥n embarazosa, √©ste le dice que escriba PENE con may√ļsculas.
Ella, sin inmutarse ni decir una palabra, introduce la contrase√Īa. De pronto, la chica casi se desternilla de la risa ante la respuesta del ordenador:
"Contrase√Īa rechazada. No es suficientemente larga".

Tags: ordenadores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+