XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de guapos

Otros chistes

Chiste de Jaimito, largos, malos

Esto es Jaimito en el colegio escuchando en clase lo que decia la profesora:
-Ni√Īos, para ma√Īana teneis que venir vestidos de frutas o verduras para carnaval, ¬Ņde acuerdo?
Al dia siguiente, la profesora est√° mirando como van vestidos sus alumnos:
-¬°Hola Juan!, ¬Ņde que vas vestido?
-De tomate se√Īorita
-¬ŅY t√ļ, Carlos?
-¬°Yo voy de lechuga!
Aparece Jaimito desnudo completamente y con una flor en el culo.
-Pero Jaimito, ¬°por dios! ¬°¬ŅQu√© haces desnudo?!
-Yo, se√Īorita, voy de culiflor

Tags: colegio, profesora, ni√Īos, frutas, verduras, disfraces

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, infidelidad

Un t√≠o lleva tres horas pescando sin ning√ļn resultado, en esto que viene el cartero del pueblo, mete la mano en el agua y empieza a sacar truchas una tras otra.
- Pero bueno! Como puede hacer eso!
- No, yo es que las pesco con la mano.
- Pero eso tendr√° truco, no?
- Bueno, como usted me ha ca√≠do bien le dir√© el truco. Lo √ļnico que tiene que hacer usted es meterle la mano ah√≠ mismo a su mujer y despu√©s venir a pescar. Al meter la mano en el agua los peces se sienten atra√≠dos y los puede coger con la mano.
- Gracias, gracias.
Total, que el tío recoge los aparejos de pesca y vuelve antes de tiempo a casa para hacer la prueba. Su mujer esta limpiando los cristales y el tío llega por detrás y le mete la mano por debajo de la falda en el lugar correspondiente. La mujer dice:
- Ay, carterito! Que juguetón estas hoy!

Tags: carteros, pesca, pescadores, pescado

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, infidelidad, matrimonios

Estaba una mujer con su amante y de repente oye que el marido abre la puerta.
- ¡Date prisa! - le dice al tipo - ¡Quédate de pie en la esquina!
Rápidamente le frota aceite de bebé por todo el cuerpo y luego le espolvorea con polvos de talco.
- No te muevas hasta que te lo diga, le susurra ella, simula que eres una estatua.
- ¬ŅQu√© es esto, querida? - le pregunta el marido al entrar.
- ¡Ah, sólo una estatua!, responde ella con naturalidad-, los Pérez compraron una para su dormitorio, me gustó tanto que compré una para nosotros también.
No se habló más sobre la estatua, ni siquiera por la noche cuando se metieron en la cama. A las dos de la madrugada, el marido se levanta, va a la cocina y vuelve con un sandwich y un vaso de leche.
- Toma, le dice a la 'estatua', come algo. Yo me estuve como un idiota durante tres días en el dormitorio de los Pérez y nadie me ofreció ni siquiera un vaso de agua.

Tags: estatuas, maridos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+