XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de guiris

Otros chistes

Chiste de políticos

Napoleón Bonaparte durante sus batallas siempre usaba una camisa de color rojo.
Para √©l era importante, porque si era herido, con su camisa roja no se notar√≠a su sangre y sus soldados no dejar√≠an de luchar. Toda una prueba de valor. Doscientos a√Īos mas tarde, Mariano Rajoy utiliza siempre un pantal√≥n marr√≥n.

Tags: Rajoy, Napoleón, camisas, pantalones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, buenos, médicos

Esto es un hombre mayor que va a su m√©dico, pero va acompa√Īado de dos preciosas mujeres morenas, de cuerpos voluptuosos y sonrisas radiantes. El doctor, sorprendido le pregunta:
- Pero Ramiro ¬°¬ŅC√≥mo est√° usted?!
- Bien, doctor, he seguido sus indicaciones y mano de santo oiga!
- Le dije que necesitaba dos muletas ¬°no dos mulatas!

Tags: abuelos, viejos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, médicos

Esto es un amigo que se encuentra con otro y le dice:
-¬°Oye! No te veo ultimamente por la Pe√Īa ¬ŅDonde te metes?.
-Es que he estado en una clínica quince días desintoxicándome del tabaco. Me han puesto parches de nicotina por todo el cuerpo y un psicólogo me ha estado dando unas charlas, hasta que me ha convencido y me ha quitado ya del tabaco.
-Pero t√≠o ¬ŅQu√© me dices?.....si est√°s fumando ahora!!.
-Si, pero ahora fumo sin ganas.

Tags: clínicas, tabaco, fumadores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, verdes

Dos monjas salen del convento, para vender galletitas.
Una de ellas es la Hermana Matemáticas y la otra la Hermana Lógica.
Est√° oscureciendo y ambas est√°n a√ļn muy lejos de su convento.
-Hermana L√≥gica: ‚Äú¬ŅTe has dado cuenta que durante la √ļltima media hora nos viene siguiendo un hombre?‚ÄĚ
-Hermana Matemáticas: “Sí,y me pregunto qué es lo que quiere".
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúMuy l√≥gico. Nos quiere violar‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh no!. As√≠ como est√°n las cosas, nos va a alcanzar a lo m√°s tardar en 15 minutos. ¬ŅQu√© podemos hacer?.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica soluci√≥n l√≥gica para nosotras, es caminar m√°s r√°pido‚ÄĚ.
Ambas monjas aceleran sus pasos
-Hermana Matem√°ticas: ‚ÄúEsto no nos ayuda para nada‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúClaro que no ayuda. El hombre reaccion√≥ de manera l√≥gica. Tambi√©n comenz√≥ a caminar m√°s r√°pido‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅEntonces, qu√© podemos hacer?. Como est√°n las cosas, nos habr√° alcanzado en un minuto‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica reacci√≥n l√≥gica para nosotras es separarnos. T√ļ te vas por aquel lado y yo me voy por este. No nos puede perseguir a ambas‚ÄĚ.
El hombre decide seguir a la Hermana Lógica.
La Hermana Matem√°ticas llega al convento y est√° muy intranquila, puesto que la Hermana L√≥gica a√ļn no ha llegado.
Finalmente llega también la Hermana Lógica.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅHermana L√≥gica, ¬°Gracias a Dios que has llegado!. Cu√©ntanos lo que ha sucedido‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica cosa l√≥gica que pod√≠a suceder. El hombre no pudo perseguirnos a las dos, de manera que eligi√≥ a una, y se decidi√≥ por mi‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY qu√© sucedi√≥? Por favor, cu√©ntenos‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúSucedi√≥ lo l√≥gico. Yo comenc√© a correr tan r√°pido como pude‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY entonces?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúSucedi√≥ lo l√≥gico. El hombre comenz√≥ tambi√©n a correr tan r√°pido como pudo‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY?
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúY sucedi√≥ la √ļnica cosa l√≥gica posible. ¬°Me alcanz√≥! ‚Äú.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh no! ¬ŅY qu√© hiciste entonces?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica cosa posible que pude hacer, me levant√© el h√°bito‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh hermana! ¬ŅY qu√© hizo el hombre?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúEl hombre hizo lo l√≥gico. Se baj√≥ los pantalones‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚ÄúOh no! ¬ŅY qu√© sucedi√≥ luego? ‚Äú.
-Hermana L√≥gica: ‚Äú¬°Lo l√≥gico hermana!. Una monja que se ha levantado el h√°bito, puede correr m√°s r√°pido que un hombre que se ha bajado los pantalones‚ÄĚ.
‚Ķ‚Ķ¬ŅY t√ļ pensabas que iba a ser otra historia? ‚Ķ‚Ķ‚Ķ

Tags: monjas, lógica, matemáticas, hermanas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, amigos

Dos amigos iban paseando por la calle y en esto que uno le dice al
otro:
-­ ¡Cuidado, una mierda, no la pises!
- ¬°Bah, eso no es una mierda!
- ¬ŅC√≥mo que no?, hu√©lela, ya veras...
- Hombre, sniffff, huele mal, pero no como una mierda.
- A ver, sniffff, ¡­que sí, que huele como una mierda, tócala y ya verás!
- Bueno, la textura es similar, pero me parece un poco distinta.
- Pues a mí no, yo creo que tiene la textura de la mierda, pruébala y verás.
- ¡Puajjjj! ¡Sí, tenías razón, es una mierda: ­MENOS MAL QUE NO LA HEMOS PISADO!

Tags: paseos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de Lepe, buenos, largos, matrimonios

Pues esto es un se√Īor de Lepe que se ha comprado un Mercedes y el d√≠a que lo estrena con su se√Īora se deja las llaves dentro del coche.
- Bueno, pues habr√° que coger una piedra y romper un cristal, dice el hombre.
- No seas tan brusco, cari√Īo; mira, la ventana est√° un poco abierta; coges un alambre y tiras del seguro de la puerta...
El hombre lo intenta, pero nada. La mujer, con aquel retintín tan
especial, le corrige:
- Pero, cari√Īo, hazle un lazo al extremo para poder agarrar el seguro...
Sudando el hombre, hace el lacito, pero nada.
- ¬°Cari√Īo, por Dios! El lacito mas estrecho: ¬Ņc√≥mo piensas agarrarlo, si no...?
Total que nuestro hombre no puede m√°s y le grita a su mujer:
- ¬°S√≠, claro, t√ļ desde dentro del coche lo ves todo muy f√°cil!

Tags: coches

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, largos, buenos

Dos amigos se encuentran en un ultra moderno edificio de oficinas 2078.
- Hola Juan, ¬Ņcomo te va?
- ¡De maravilla!, Carlos, muchas gracias. A propósito, te felicito, ¡Que hermosa secretaria tienes!
- Pues ahí donde la ves, resulta que es un robot.
- Ah!!! un robot? A ver explícame.
- Mira además de guapa, domina siete idiomas y once códigos alfanuméricos. También sabe utilizar el ordenador, conoce el word, access, excel ó power point ó el sistema que tu le digas.
Y si le aprietas la teta izquierda te toma dictado, y apret√°ndole la derecha te repasa la agenda.
Adem√°s, si le leng√ľeteas la oreja derecha te sirve caf√©, le leng√ľeteas la izquierda y te pone el az√ļcar. Y eso no es todo.
Hace el amor mejor que cualquier mujer de carne y hueso.
- ¬°No me digas!
- Como te lo digo! Si, es una maravilla.... Es m√°s... si quieres te la presto una rato para que te ayude e tu trabajo.
El hombre acepta y se la lleva supuesta mente a su despacho.
A los pocos segundos desde el ba√Īo se escuchan unos gritos espeluznantes.
-¬°Aaayyy! ¬°Aaaauuuxxiilliiooo! ¬°Aaaayyuunnddeemmmeeee!
Al o√≠rlos el amigo due√Īo del robot sale corriendo hacia el ba√Īo grit√°ndole al otro:
- ¡Juan! ¡Juan! Perdona, que se me olvidó decirte que por el culo ...
¬°ES UN SACAPUNTAS!

Tags: robots, futuro, secretarias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+