XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de hacienda

Chiste de profesiones, ni√Īos, largos, buenos

Una madre que estaba comiendo con su hijo de 10 a√Īos en un restaurante
Al pagar deja una propina y en un descuido el ni√Īo se mete un euro en la boca y se atraganta
En eso la madre empieza darle palmadas en la espalda, golpes y dem√°s pero el ni√Īo no la escupe y entra en momentos de asfixia, lo cual la madre empieza a gritar pidiendo auxilio !!
En esto un se√Īor que tambi√©n com√≠a all√≠, se levanta todo tranquilo, sin mediar palabra todo con tranquilidad llega hasta el ni√Īo , le baja los pantalones y le aprieta los test√≠culos con fuerza, d√°ndole un tir√≥n hacia abajo con bastante violencia ,
El pobre chico ante el dolor inaguantable expulsa la moneda
El hombre vuelve a su mesa con la misma parsimonia que había llegado
Al cabo de unos minutos se acerca la madre para darle las gracias al se√Īor y le pregunta es
- ¬ŅUsted medico?
- NO - responde el caballero - SOY FUNCIONARIO DE HACIENDA experto en tocar los cojones hasta sacar la √ļltima moneda.

Tags: hacienda, funcionarios, monedas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de largos

Un d√≠a el subdirector le dice a su ayudante: -por casualidad usted a visto alguna vez un ping√ľino?
- No. - ¬°Al despacho del director! Cuando llega le dice al director: -el subdirector me a mandado aqu√≠ porque nunca he visto un ping√ľino. - ¬ŅQue no has visto un ping√ľino? ¬°¬°¬°¬°¬°¬°¬°Despedido!!!!!!!
Cuando llego a casa le pregunta su mujer: -que te pasa? -me han despedido!, - ¬ŅPor qu√©? - Mira, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido y todo porque no he visto un ping√ľino.
- ¬ŅQue no has visto un ping√ľino? ¬°¬°¬°¬°¬°Divorcio!!!!!!
Su hijo cuando le ve le pregunta: - ¬ŅPap√° que te pasa? - Mira, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, tu madre me ha pedido el divorcio y todo porque no he visto un ping√ľino.
- ¬ŅQue no has visto un ping√ľino? ¬°¬°¬°¬°¬°Ya no te quiero!!!!!!
Un polic√≠a le ve por la calle y le pregunta: - ¬ŅQu√© le pasa se√Īor? - Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio y mi hijo ya no me quiere y todo porque no he visto un ping√ľino. - ¬ŅQue no ha visto un ping√ľino? ¬°¬°¬°¬°¬°A la c√°rcel!!!!!!
En la c√°rcel le pregunta otro polic√≠a: - ¬ŅQu√© le pasa se√Īor? - Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un polic√≠a me ha mandado aqu√≠ y todo porque no he visto un ping√ľino. - ¬ŅQue no ha visto un ping√ľino? ¬°¬°¬°¬°¬°Le mato!!!!!!
- En el cielo un √°ngel le pregunta: - ¬ŅQu√© le pasa se√Īor? - Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un polic√≠a me ha mandado a la c√°rcel, otro me ha matado y todo porque no he visto un ping√ľino.
- ¬ŅQue no ha visto un ping√ľino? ¬°¬°¬°¬°¬°Al infierno!!!!!! - En el infierno un diablo le pregunta:
- ¬ŅQu√© le pasa se√Īor? - Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un polic√≠a me ha mandado a la c√°rcel,
otro me ha matado, en el cielo un √°ngel me ha mandado aqu√≠, y todo porque no he visto un ping√ľino.
- ¬ŅQue no ha visto un ping√ľino? ¬°¬°¬°¬°¬°Al piso bajo!!!!!!
- En el piso de abajo un se√Īor le pregunta: - ¬ŅQu√© le pasa se√Īor? - Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un polic√≠a me ha mandado a la c√°rcel, otro me ha matado, en el cielo un √°ngel me ha mandado al infierno, el diablo me ha mandado aqu√≠ y todo porque no he visto un ping√ľino.
- ¬ŅQue no ha visto un ping√ľino? ¬°Yo tampoco!

Tags: absurdos, ping√ľinos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, largos, buenos, verdes

Un mago subi√≥ a un autob√ļs que iba llen√≠simo a una hora punta y quiso entretener a la gente con sus trucos.
- Se√Īoras y se√Īores
gritaba
- Muy buenas tardes.
Nadie le hacía caso y el pobre hombre había sacado de la nada un ramo de flores.
Enfadado porque nadie le hacía caso, les anunció:
- Voy a hacer que se eleve este autob√ļs‚Ķ¬°1, 2, 3!
Y entonces el autob√ļs se elev√≥. Toda la gente asustada le grit√≥:
- ¬°B√°jalo, b√°jalo, por favor!
- Ahhhh, ¬Ņno se cre√≠an que pudiera hacer magia, ¬Ņeh?.
Si quieren que baje el autob√ļs, SOPLEN TODOS.
Toda la gente empez√≥ a soplar y el autob√ļs empez√≥ a bajar. La gente estaba emocionada y entonces le pidieron otro truco al mago. √Čste les dijo:
- Voy a hacer que a ese viejito que va con su esposa se le suba el miembro. ¬°1,2,3!
Y ¡ZASSSSSSS! La cosa se le levantó al viejito y los pasajeros al unísono exclamaron:
-OHHHHHHHHHHHHHH
Entonces se oye la voz de la viejita que grita:
-¬°AL PRIMER HIJO PUTA QUE SOPLE LO QUEMO VIVO!

Tags: magos, autobuses

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales

Se encuentran, Rajoy, Berlusconi y la reina de Inglaterra en el infierno…
Berlusconi le contaba a la reina de Inglaterra que había un teléfono rojo en el infierno y que iba a hablar con el diablo para pedirle autorización para usarlo.Rápidamente, fue y le pidió al diablo permiso para hacer una llamada a Italia, para saber cómo estaba el país después de su partida. El diablo le concedió la llamada y habló durante 2 minutos. Al colgar, el diablo le dijo que el coste de la llamada eran 3 millones de euros, y Berlusconi le pagó.

Al enterarse de esto, la reina de Inglaterra quiso hacer lo mismo y llamó a Inglaterra durante 5 minutos. El diablo le pasó una cuenta de 10 millones de libras.

Rajoy tambi√©n sinti√≥ ganas de llamar a Espa√Īa para ver c√≥mo estaba el pa√≠s, y habl√≥ durante 3 horas. Cuando colg√≥, el diablo le dijo que eran 25 c√©ntimos de Euro.
Marianico se qued√≥ at√≥nito, pues hab√≠a visto el coste de las llamadas de los dem√°s, as√≠ que le pregunt√≥ por qu√© era tan barato llamar a Espa√Īa‚Ķ
Y el diablo le respondió:
- Mira, barbas, con la cantidad de parados, las huelgas, los recortes en los hospitales p√ļblicos, los problemas educativos, la prima de riesgo, la Gurtel , el Fais√°n, la ETA , la inmigraci√≥n, la falta de justicia, la impunidad y corrupci√≥n pol√≠tica, la inseguridad ciudadana, el desgobierno, Camps, Chaves, Gri√Ī√°n, las manipulaciones Rubalcaba, los incendios, la Bolsa , los chascarrillos de Esperanza Aguirre, los problemas de vivienda, las Sorayas, Tom√°s G√≥mez, Gallard√≥n, Aznar desde las FAES, el inefable Zapatero prodigioso, la alargada sombra de Felipe Gonz√°lez, las aventuras del Rey y el ‚Äúlisto‚ÄĚ de Urdangar√≠n, Espa√Īa es un caos, un infierno‚Ķ ¬°Y de infierno a infierno la llamada es LOCAL!

Tags: infierno, diablo, Rajoy, Berlusconi

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de varios, buenos, largos

Hace mucho tiempo vivió un hombre de mar, el Capitán Bravo. Era muy valiente y jamás mostró temor ante un enemigo. Una vez, navegando los siete mares, el vigía vio que se acercaba un barco pirata, y la tripulación del barco se volvió loca de terror. El capitán Bravo gritó
- Traigan mi camisa roja!!
y llevándola puesta instigó a sus hombres al ataque, y vencieron a los piratas. Unos días más tarde, el vigía vio dos barcos piratas. El capitán pidió nuevamente por su camisa roja, y la victoria volvió a ser suya.
Esa noche, sus hombres le preguntaron por qué pedia la camisa roja antes de entrar en batalla, y el capitán contestó:
- Si soy herido en combate, la camisa roja no deja ver mi sangre, y mis soldados contin√ļan peleando sin miedo.
Todos los hombres quedaron en silencio, maravillados por el coraje de su capit√°n.
Al amanecer del día siguiente, el vigía vio no uno, no dos sino DIEZ barcos piratas que se acercaban. Toda la tripulación dirigió en silencio sus ojos al capitán, que con voz potente, sin demostrar miedo, gritó:
- Tr√°ingame mis pantalones marrones!

Tags: piratas, barcos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+