XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de hemofílicos

Chiste de buenos, borrachos

Un borracho va en el coche dando bandazos de lado a lado por lo que una patrulla policial lo detiene en el arcén . Al salir del coche el policía le dice que le va a hacer un control de alcoholemia a lo que el borracho le contesta :
-No puedo , ya que tengo un asma muy grave y esto puede desencadenar un ataque.
A lo que el policía le replica:
-Entonces le tendremos que hacer un análisis de sangre.
Contesta el borracho:
-Eso no va a poder ser ya que soy hemofílico y si una herida está abierta puede ser que muera desangrado.
El policía ya medio mosqueado le dice:
-Me tendrá que dar entonces una muestra de orina.
Dice el borracho:
-No , ya que tengo diabetes y esto podría subirme azúcar y morir.
Al policía ya le sale humo de la cabeza y le dice cabreado:
-Entonces salga del coche y camine en línea recta para realizarle el test de equilibrio.
El borracho de nuevo le responde:
-No va a poder ser ¿Y por qué no? (Dice el policía)
-Bueno por que estoy borracho!!!

Tags: policías, asma, hemofílicos, diabéticos, coches

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de cortos, malos

En la feria de un pueblo un charlatán anuncia a voz en grito:
- Señoras y señores, tengo el gusto de ofrecerles el invento más sensacional del siglo XXI: "las píldoras para adivinar". Sólo cuestan un euro.
Uno del pueblo compra una caja. La abre y se echa una píldora a la boca.
-¡Pero si es de menta!
- ¿Lo ven ustedes? - dice el charlatán - Acaba de comprarla y ya empieza a adivinar.

Tags: adivinos, vendedores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, largos, buenos, verdes

Entra a un café un hombre llevando a un mono con una correa.
Se sienta, pide una bebida para él y un zumo de plátano para el mono.
El animal se toma el zumo, tira el vaso al suelo y comienza a correr por todo el bar, lanzando gritos y haciendo destrozos.Finalmente, llega a la mesa de billar, se para, ve la bola blanca que esta sobre el paño
de la mesa; la agarra y se la come.
El dueño del bar, enfurecido, le recrimina al hombre:
- Óigame, usted, ¡Ese mono suyo es un salvaje, primero me destroza el bar y después se come mi bola de billar! Los voy a echar a patadas a usted y a ese bicho de mierda.
El hombre, avergonzado, le dice al dueño:
- No se preocupe amigo, yo le pago por todos los daños.
Dicho esto, saca un fajo de billetes y se va.
Al cabo de una semana vuelven el hombre y su mono al mismo bar. El hombre pide un trago para él y un zumo de plátanos para el mono. El mono esta vez se comporta decentemente; se toma su trago y se pone a caminar mesa por mesa, pero sin romper nada. En esto que ve sobre una mesa un helado con una cereza encima. Agarra la cereza, la mira bien, y procede a metérsela en el culo con toda delicadeza. Se la saca, la vuelve a mirar, y se la come.
El dueño del bar, indignado, otra vez le recrimina al hombre:
- Oiga! Ese bicho asqueroso suyo es un inmundo!. ¿Vio lo que hizo? Delante de todos mis clientes, se mete una cereza en el culo y después se la come.
A lo que el hombre le contesta:
- Si, mire, tiene que comprenderlo, con lo que le costó cagar la bola de billar, ahora antes de comer cualquier cosa primero la mide.

Tags: frutas, monos, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+