XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de hermanas

Chiste de buenos, borrachos

Este era un se√Īor muy borracho, que ya se le hab√≠a hecho costumbre llegar a su casa borrach√≠simo, su mujer muy enfadada le pone una trampa, se disfraza de satan√°s y se esconde detr√°s de un sill√≥n para asustarlo.
El tipo llega, se sienta en el sillón, su mujer sale y empieza a dar de gritos, el sin inmutarse le contesta:
- ¬°No me asustas, estoy casado con tu hermana!

Tags: hermanas, satan√°s

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, ni√Īos

¬°Pap√°! ¬°Pap√°! En el colegio, en la clase de inform√°tica, me pidieron que para ma√Īana explique la diferencia entre ‚Äėvirtualmente‚Äô y ‚Äėrealmente‚Äô.
- Bueno, preg√ļntale a tu madre si se acostar√≠a con otro hombre por un mill√≥n de euros. El ni√Īo obedece:
- Mam√°, ¬Ņte acostar√≠as con otro hombre por un mill√≥n de euros?
- ¬°Por supuesto!
- ¡Papá! ¡Papá! ¡¡¡Dijo que sí!!!
- Bueno, ahora anda y preg√ļntele a tu hermana.
- Mar√≠a, ¬Ņte acostar√≠as con un hombre por un mill√≥n de euros?
- ¡Claro que sí!
- ¡Papá! ¡Papá! ¡¡¡También dijo que sí!!!
- Vale y Preg√ļntele tambi√©n a tu hermano mayor.
- Juan, ¬Ņte acostar√≠as con un hombre por un mill√≥n de euros?
- ¬°¬°¬°Pues claro!!!
- Papá, papá, él también ha dicho que sí!!!
- ¬ŅVes?, ‚ÄėVIRTUALMENTE‚Äô tenemos tres millones de euros, pero ‚ÄėREALMENTE‚Äô s√≥lo tenemos un par de putas y un maric√≥n en casa.

Tags: madres, padres, hermanos, hermanas, colegios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, verdes

Dos monjas salen del convento, para vender galletitas.
Una de ellas es la Hermana Matemáticas y la otra la Hermana Lógica.
Est√° oscureciendo y ambas est√°n a√ļn muy lejos de su convento.
-Hermana L√≥gica: ‚Äú¬ŅTe has dado cuenta que durante la √ļltima media hora nos viene siguiendo un hombre?‚ÄĚ
-Hermana Matemáticas: “Sí,y me pregunto qué es lo que quiere".
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúMuy l√≥gico. Nos quiere violar‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh no!. As√≠ como est√°n las cosas, nos va a alcanzar a lo m√°s tardar en 15 minutos. ¬ŅQu√© podemos hacer?.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica soluci√≥n l√≥gica para nosotras, es caminar m√°s r√°pido‚ÄĚ.
Ambas monjas aceleran sus pasos
-Hermana Matem√°ticas: ‚ÄúEsto no nos ayuda para nada‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúClaro que no ayuda. El hombre reaccion√≥ de manera l√≥gica. Tambi√©n comenz√≥ a caminar m√°s r√°pido‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅEntonces, qu√© podemos hacer?. Como est√°n las cosas, nos habr√° alcanzado en un minuto‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica reacci√≥n l√≥gica para nosotras es separarnos. T√ļ te vas por aquel lado y yo me voy por este. No nos puede perseguir a ambas‚ÄĚ.
El hombre decide seguir a la Hermana Lógica.
La Hermana Matem√°ticas llega al convento y est√° muy intranquila, puesto que la Hermana L√≥gica a√ļn no ha llegado.
Finalmente llega también la Hermana Lógica.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅHermana L√≥gica, ¬°Gracias a Dios que has llegado!. Cu√©ntanos lo que ha sucedido‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica cosa l√≥gica que pod√≠a suceder. El hombre no pudo perseguirnos a las dos, de manera que eligi√≥ a una, y se decidi√≥ por mi‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY qu√© sucedi√≥? Por favor, cu√©ntenos‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúSucedi√≥ lo l√≥gico. Yo comenc√© a correr tan r√°pido como pude‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY entonces?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúSucedi√≥ lo l√≥gico. El hombre comenz√≥ tambi√©n a correr tan r√°pido como pudo‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY?
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúY sucedi√≥ la √ļnica cosa l√≥gica posible. ¬°Me alcanz√≥! ‚Äú.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh no! ¬ŅY qu√© hiciste entonces?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica cosa posible que pude hacer, me levant√© el h√°bito‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh hermana! ¬ŅY qu√© hizo el hombre?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúEl hombre hizo lo l√≥gico. Se baj√≥ los pantalones‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚ÄúOh no! ¬ŅY qu√© sucedi√≥ luego? ‚Äú.
-Hermana L√≥gica: ‚Äú¬°Lo l√≥gico hermana!. Una monja que se ha levantado el h√°bito, puede correr m√°s r√°pido que un hombre que se ha bajado los pantalones‚ÄĚ.
‚Ķ‚Ķ¬ŅY t√ļ pensabas que iba a ser otra historia? ‚Ķ‚Ķ‚Ķ

Tags: monjas, lógica, matemáticas, hermanas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de largos, buenos

Un grupo de mujeres jóvenes está de vacaciones y de pronto
encuentran un hotel de cinco pisos, con un cartel que dice "Exclusivamente para mujeres".
Como están sin sus parejas, deciden entrar para ver si vale la pena alojarse allí.

El recepcionista, un hombre muy atractivo, les explica cómo es el hotel.
- Tenemos cinco pisos... vayan piso por piso, y cuando encuentren lo que buscan, vienen a registrarse. Es f√°cil decidir, porque en cada piso hay
avisos que indican qué contienen.

Así que entran y, en el primer piso, en el aviso se lee, "Aquí, todos los hombres son pésimos haciendo el amor, pero son muy sensibles y amables". Las amigas se ríen a carcajadas y sin dudar suben al piso siguiente.

El aviso del segundo piso dice, "Aquí, todos los hombres hacen el amor de modo maravilloso, pero generalmente tratan mal a las mujeres".

Esto no les parece aceptable, así que las mujeres siguen al tercer piso, donde en el aviso se lee, "Aquí, todos los hombres son amantes excelentes, y son sensibles a las necesidades de las mujeres". Esto se ve bueno, pero todavía faltan dos pisos.

En el cuarto piso, el aviso es sorprendente:
"Aquí todos los hombres tienen cuerpos perfectos; son muy sensibles y atentos con las mujeres; son amantes perfectos; todos son solteros, con mucho dinero y dispuestos a casarse".
Definitivamente es perfecto, pero las mujeres están intrigadas por ver qué hay en el quinto piso, antes de quedarse en el cuarto piso.

Cuando ellas llegan al quinto piso, en el aviso dice: "Aquí no hay hombres. Este piso se construyó sólo para probar que es imposible complacer a una mujer".

Tags: hoteles, mujeres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión

Esto es una se√Īora llorando delante de una lapida en el cementerio,
- Enriqueeeee! enriqueeee! por que te fuiste mi enrique cuanto te queria!
Se acerca otra se√Īora y le dice:
- Perdone se√Īora se confunde de lapida ah√≠ no pone Enrique sino Manolo,
La se√Īora contesta:
- No me confundo es enrique , pero con esto de la crisis devia dinero a hacienda y no queria tener nada a su nombre

Tags: l√°pidas, entierros, muertos, cementerios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, matrimonios

Un tío que va al otorrinolaringólogo, mire doctor vengo porque tengo un problema.
- ¬ŅQue le ocurre?
- Que mi esposa est√° mal de la escucha, no oye muy bien.
- Y ¬Ņdonde est√° su esposa?
- Aquí esta el problema doctor, que no quiere venir, que dice que son manías mías, que yo estoy loco, que ella está bien.
- Pero si no me trae a su esposa ¬Ņc√≥mo quiere que le haga un diagn√≥stico?
- Doctor, piense algo, porque estamos a punto de separarnos y yo la quiero mucho y no desearía perderla.
- Mire..., no s√©,... lo √ļnico que se me ocurre es que cuando usted llegue a casa la llama por su nombre y la va llamando mientras se acerca hasta que ella le oiga y cuando ella le conteste, mide la distancia que hay entre usted y ella y as√≠ podr√© saber el grado de sordera que
padece.
- ¬°Gracias doctor ha salvado usted un matrimonio!
El tío llega a casa y nada más abrir la puerta grita:
AMPARO...
silencio.
Pasa al recibidor y vuelve a gritar: AMPARO.... nada.
Desde el pasillo de nuevo: AMPARO... nada.
Entra en el salón e insiste: AMPARO... silencio total.
Por fin entra en la cocina, la mujer estaba preparando un guiso y se coloca a la espalda de ella, a un palmo del cogote y la grita:
AMPARO
Y ella:
- ¬°Que co√Īo quieres, te he contestado ya cuatro veces, hombre!

Tags: sordos, sordera

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de Jaimito, ni√Īos, largos, buenos, verdes

- Bueno ni√Īos, hoy vamos a tener una prueba diferente. Os voy a escribir un n√ļmero en la pizarra y vosotros, a trav√©s de una canci√≥n, tendr√©is que hacer una suma y darme el resultado escrito en la pizarra. ¬ŅQueda claro? - pregunta la profesora.
- "Sííííííí" - contestan todos.
Jaimito piensa:
- "Se me está poniendo difícil esta situación".
- A ver Luisito, pase usted.
La maestra escribe el n√ļmero 16 en la pizarra.
- Tienes 10 segundos para contestar, comienza el tiempo
- Se√Īorita, lo tengo: 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8, 16.
- ¡Muy bien! - dice la profesora. Le toca el turno a Jaimito y la profesora con una sonrisota y cara de sobrada piensa: "Ahora sí que te voy a joder", y le escribe el 23 en la pizarra.
A los 9 segundos Jaimito dice:
- Se√Īorita, ¬Ņpuedo rapear?
- ¬ŅRapear? - pregunta la profesora.
Y los dem√°s ni√Īos empiezan:
- ¬°Que rapee! ¬°Que rapee! ¬°Que rapee!
- Bien - dice la profesora.
Y comienza Jaimito su melodía...
- La fuckingprofesora me intenta joder ... con una sumatoria que debo resolver. Los dedos de mis manos, los dedos de mis pies, la polla y los cojones... ¡¡¡Suman veintitrés!!!

Tags: matem√°ticas, m√ļsica, canciones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, profesiones

Una empresa entendió que había llegado el momento de cambiar el estilo de gestión y contrató un nuevo gerente general. El nuevo gerente vino con la determinación de hacer cambios y hacer la empresa más productiva.
El primer d√≠a, acompa√Īado por sus principales colaboradores, hizo una inspecci√≥n en la empresa. En la planta todos estaban trabajando, pero un muchacho estaba recostado contra la pared con las manos en los bolsillos.
Viendo una buena oportunidad para dejar bien clara su filosofía de trabajo, el nuevo gerente le preguntó al joven:
- ¬ŅCu√°nto gana usted por mes?
- Cuatrocientos euros se√Īor, ¬Ņpor qu√©? - respondi√≥ el muchacho sin saber de qu√© se trataba.
El gerente sac√≥ 400‚ā¨ del bolsillo y se los entreg√≥ al joven, diciendo:
- Aquí está el sueldo de este mes. Ahora desaparezca y ¡no vuelva nunca más!
El joven guardó el dinero y se fue, de acuerdo a las órdenes recibidas.
El gerente entonces, orgulloso, pregunta a un grupo de operarios:
- ¬ŅAlguno de ustedes puede decirme qu√© hac√≠a ese joven?
- S√≠, se√Īor - respondieron at√≥nitos los operarios.- Vino a entregar una pizza...

Tags: sueldos, jefes, gerentes, pizzeros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+