XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de hormigas

Chiste de animales, malos

Una noche estaban tres hormigas en el ba√Īo para acampar cada una se eligi√≥ un sitio: una de ellas en la ducha,otra en el lavamanos y finalmente otra en el v√°ter.
Al día siguiente,las tres hormigas fueron a reunirse para asegurarse de que cada una está bien y como lo pasó en su acampada.
-¬ŅChicas est√°is todas bien?-Pregunt√≥ una de ellas.
-Estamos bien.-Dijo una.-No tenemos ning√ļn rasgu√Īo y hemos dormido genial.
-Habla por ti.-Dijo una muy enfadada.-Yo he dormido fatal y casi me mato.
-¬ŅPero que te pas√≥,por qu√© dormiste tan mal y por qu√© casi te matas?.-Pregunt√≥ la primera.
-Pues mira,es que me fui al retrete para dormir y de repente se puso a llover, se oían truenos,y cuando pensé que ya nada podía empeorar.¡Se me cayó un tronco super gigante que casi me mata!

Tags: hormigas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales

Estaban todos los animales de la selva listos para correr en las olimpiadas de los animales. Cuando empieza la cuenta atr√°s para correr:
- 3, 2, 1, ¬°arrancar!
Todos corren, pero a media carrera se fatigan y van quedándose uno a uno. Al final sólo queda la hormiga y el elefante peleando por el primer lugar, cuando de repente se oye un temblor, ¡punnnnnnttt! El elefante había pisado a la hormiga, y todos los habitantes de la selva le empiezan a gritar:
- ¬°Asesino, asesino!
Y el elefante responde:
- ¡No, sólo le quería meter el pie para que se cayera!

Tags: deportistas, hormigas, elefantes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de profesiones

Un individuo que se apunta para un curso de aprendiz de
carnicero.
Se equivocan administrativamente y le apuntan a un curso de aprendizaje de talla de madera.
El monitor le entrega un tronco de madera y le dice con voz amigable:
- ¡Venga sáqueme de aquí un San José!
El tío, mordiéndose la lengua empieza a quitar madera con el cincel.
Al cabo de un buen tiempo regresa el monitor, y le encuentra pr√°cticamente con una astillita de madera, y le pregunta:
- ¬ŅQu√© sali√≥ ya el San Jos√©?
- ¡No, todavía no, pero si está dentro tiene que estar a punto de salir!

Tags: carpinteros, carniceros, madera

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+