XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de iglesia

Chiste de religión

Una mujer sin hijos, después de haber probado todos los métodos para quedar embarazada sin lograrlo, se entera que una amiga se ha quedado en estado, solo con un Ave María en la iglesia del pueblo de al lado. A los pocos días, decide ir a la misma iglesia con el deseo de quedar eembarazada también.
- Buenas Padre - saluda al p√°rroco
- Buenos días, hija, en que puedo ayudarte?
- Mire Padre, una amiga me ha dicho, que vino aquí y que quedó embarazada con solo un Ave María.
- No hija, no. Fue un con un Padre Nuestro, y ya le hemos echado...

Tags: iglesia, embarazadas, parrocos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de cortos, buenos

Un camillero mientras lleva al paciente camino del quirófano:
- Pero ¬Ņpor qu√© tiembla usted tanto?
- Es que he oído que la enfermera decía que la operación de apendicitis es muy sencilla y que no había por qué estar nervioso y que todo iba a salir bien.
- Pues claro, todo eso se lo dijo para tranquilizarle porque es verdad.
- No, no, si es que no me lo decía a mi, sino al cirujano!

Tags: doctores, hospitales, operación, apendicitis, enfermeras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, amigos

Un entusiasta del tuning de automóviles estrena unos potentes frenos en su coche.
Deseoso de probarlos con alguien que alabe su eficacia encuentra a un amigo al que dice:
- Vente que te voy a ense√Īar los potentes frenos que he instalado en mi coche.
El amigo accede un poco expectante de la prueba.
Est√°n en el campo dentro del coche, el conductor entusiasmado le dice al amigo:
- ¬ŅVes aquel papel en el suelo? Pues ver√°s.
Acelera de manera vertiginosa y cuando est√° cerca del papel frena en seco a un palmo del mismo, a la vez que dice:
- ¬ŅAsombroso? ¬°eh!.
Seguidamente se encamina hacia un muro a toda velocidad, cuando casi se lo comían frena de nuevo bruscamente y se queda a centímetros de la pared.
- Espectacular ¬Ņeh? ¬°Pues ver√°s ahora!
Acelera todo lo que el coche puede, van directos hacia un acantilado y cuando pr√°cticamente solo ven el horizonte, frena violentamente, se quedan con las ruedas al borde del precipicio.
- ¬ŅQu√© te ha parecido?
- Vamos a volver donde estaba el papel.
- Te ha gustado ¬Ņeh? Quieres repetir.
- ¬°No, es que me he cagado!.

Tags: coches, tuning

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de infidelidad, verdes

Un hombre entra en una tienda de armas y le pide al dependiente que le ense√Īe la mejor mira telesc√≥pica que tenga para su rifle.
- Esta es la mejor del mercado -le dice el dependiente- Tanto, que si mira hacia la cima de aquella monta√Īa podr√° ver en mi casa el nombre del perro en la caseta.
El hombre mira hacia la cima con la mira y empieza a reír.
- ¬ŅDe que se r√≠e? - pregunta el dependiente.
- Es que estoy viendo en el jardín a un hombre desnudo corriendo detrás de una mujer también desnuda.
El dependiente toma la mira, mira hacia su casa y empieza a enrojecer y echar humo por las orejas. Toma dos balas y se las da al hombre diciéndole:
- Vamos a hacer un trato. Le doy estas dos balas y, si acierta con una en la cabeza de mi mujer y con otra en las Bolas del hombre, le regalo la mira telescópica.
El hombre toma el rifle, pone el ojo en la mira y apunta hacia la casa.
Después de un momento de indecisión le dice al vendedor:
- Creo que puedo hacerlo de un solo tiro...

Tags: perros, armas, rifles, dependientes, balas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, religión, verdes

Esto es una monjita que iba hacia Sevilla, y se le estropea el 4L. Se pone a hacer auto-stop y para un camión que tambien va a Sevilla y la lleva. Una vez dentro, la monjita empieza a mirar al camiónero y piensa: "Este camiónero no esta nada mal". Total, que empieza a lanzarle miradas provocadoras e insinuantes. El camiónero, que no tiene reparos a la hora de echar un kiki, se detiene en la cuneta y se ponen a la faena. Cuando terminan vuelven a la carretera. La monjita comenta entusiasmada:
- Cuando llegue a Sevilla y le diga a la madre superiora que he echado tres polvos con un camiónero se le va a poner una cara...
El cami√≥nero la mira extra√Īado y le dice:
- Pero, hermana, si solo hemos echado uno.
- Si, pero no me dira que de aquí a Sevilla no van a caer otros dos.

Tags: sevilla, monjas, camiones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+