XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de iglesias

Chiste de buenos, ancianos

Casi al final del servicio dominical el sacerdote preguntó:
-¬ŅCu√°ntos de ustedes han perdonado a sus enemigos?..
El 80 por ciento de la sala levantó la mano.
El sacerdote insistió con la pregunta..
Todos respondieron esta vez excepto una viejecita.
-Se√Īora Josefa... ¬ŅNo est√° dispuesta a perdonar a sus enemigos?.
-Yo no tengo enemigos, respondió dulcemente.
-Sra. Josefa eso es muy raro ¬ŅCu√°ntos a√Īos tiene usted?..
-99 respondió.
La congregación se levantó y la aplaudió.
-¬ŅPuede pasar al frente y decirnos como llega a los 99 a√Īos sin tener enemigos?
La se√Īora Josefa pas√≥ al frente, se dirigi√≥ a la congregaci√≥n y dijo:
-Porque ya se murieron todos esos degraciados...!!!.

Tags: iglesias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos, malos, religión

Un borracho entra en una iglesia una vez al a√Īo, llega el gran d√≠a;
- El borracho se sienta y el cura comienza:
- Buenos días, hoy estamos aquí...El borracho interrumpe
- Lo mismo, lo mismo que el a√Īo "pasao".
El cura le manda callar.
Continua: - porque ha fallecido...Vuelve a interrumpir con la misma frase.
El cura, indignado grita: - ¡Llévenselo de aquí!
El borracho comenta: - Lo mismo, lo mismo que el a√Īo "pasao".

Tags: iglesias, funerales

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión

Cuentan que un día se mueren todos los billetes y se van al cielo. San Pedro los recibe y piden permiso para entrar, pero les dice que ninguno de ellos puede hacerlo.
-¬°No fastidies! Pero ¬Ņc√≥mo que no? dice el de 500 ‚ā¨. Yo soy poderoso y tengo las puertas abiertas pues en todas partes me quieren.
-Igual nosotros-, dicen los de 200, 100 y 50 ‚ā¨. Todos nos quieren tener, ¬Ņpor qu√© no podemos entrar?
-Y yo-, dice el de 20 ‚ā¨.
-No insistan dice San Pedro, no pueden entrar al cielo; mmm‚Ķ tal vez el de 5 ‚ā¨ pueda hacerlo.....
En eso se oye un ruidillo; son todas las monedas de 1 ‚ā¨, 0,50, 0,20, 0,10 c√©ntimos que tambi√©n hab√≠an muerto...
-Pasen, pasen -les dice San Pedro-, las puertas del cielo est√°n abiertas para ustedes.
Los billetes se ponen muy enojados y reclaman,
-¬ŅPor qu√© raz√≥n ellas, que valen menos, s√≠ y nosotros no?
San Pedro les responde:
-¡Porque ellas sí van a la iglesia los domingos!

Tags: monedas, cielo, iglesias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos, largos, matrimonios, infidelidad

Un individuo est√° trabajando toda su vida para comprarse un seiscientos de segunda mano.
El día que se lo dan llega a casa diciendo:
- Ya lo tenemos María, lo tengo abajo aparcado- salen los dos al balcón y dice - míralo María es el blanco.
Y mientras lo est√°n mirando un individuo les est√° abriendo la puerta.
- Que nos lo roban María, que nos lo roban
Entran para adentro agarran el armario de la habitación entre los dos, lo sacan al balcón y se lo tiran al tío encima. Lo matan.
Se celebra el juicio y el hombre es condenado a muerte.
Sube al cielo y lo recibe San Pedro:
- Dios os guarde,
- Dios os guarde, también, usted dirá
- Mire Pedro yo estuve trabajando toda mi vida como un
desgraciado para poder comprarme un seiscientos de segunda mano y el d√≠a que lo estaba viendo con mi mujer, un sinverg√ľenza me lo estaba robando, no pude por menos de coger un armario y tir√°rselo a la cabeza.
- ¬°Caray! No te preocupes hijo pasa para adentro.
Al rato, otro que sube para el cielo, lo recibe San Pedro,
- Dios os guarde,
- Dios os guarde también, usted dirá
- Mire Pedro yo estuve trabajando toda la noche y al día siguiente, cuando salí, salí tan cansado que en vez de abrir mi coche, me equivoqué y estaba abriendo otro coche cuando me tiraron un armario en la cabeza
- ¬°Caray! Hijo pasa, pasa.
Al rato otro que sube para arriba,
- Dios os guarde
- Dios os guarde, usted dir√°
- Mire Pedro, yo me entend√≠a con una casada, ¬Ņsabe?, est√°bamos los dos en la cama y llamaron a la puerta, y ella me dijo ¬°mi marido, m√©tete en el armario! Y ya no recuerdo nada m√°s...

Tags: coches, armarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de infidelidad, matrimonios, largos, buenos

Una pareja se disfraza para asistir a una fiesta. A √ļltima hora una migra√Īa indispone a la mujer, por lo que se va el s√≥lo.
Mas tarde se le pasa el dolor de cabeza, a la mujer, y decide ir a la fiesta y de paso controlar como se divierte su marido.
Observa que se liga a toda moza que encuentra, incluida ella. Ella finge no conocerle y se pasan una noche de cine.
A la ma√Īana siguiente ella le pregunta con cierta iron√≠a:
- ¬ŅQu√© tal la fiesta de ayer?
- Pues mira, la verdad, sabes que sin ti no me lo paso bien y he estado toda la noche jugando al mus con los amigos, pero el que me han dicho que se lo pasó de miedo fue Pedro, que como yo no fui, le preste mi disfraz.

Tags: disfraces

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones, animales

En un pueblo se está construyendo una carretera. Un pueblerino se sentaba largas horas a ver como se realizaba la obra cuando se topó con el ingeniero.
- Hola, soy George Frank Steven, el ingeniero que hizo los estudios y encargado de la obra y la maquinaria.
- Hola, yo soy Federico Díaz, soy del pueblo de al lado.
- Veo que nunca hab√≠as visto c√≥mo se hace una carretera moderna. Dime, ¬ŅC√≥mo hacen las carreteras en tu pueblo?
- Bueno, en mi pueblo cuando queremos hacer una carretera de un pueblo a otro, soltamos un burro viejo y el animal escoge el camino m√°s corto y m√°s seguro y por ese camino hacemos la carretera.
- ¬ŅY qu√© pasa si no tienen un burro?
- ¬°Llamamos a un ingeniero!

Tags: pueblerinos, obras, ingenieros, pueblos, burros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, infidelidad, cortos, buenos

Estaba una pareja durmiendo, de pronto la mujer escuchó un ruido en la entrada, se levanta asustada diciéndole a su pareja:
-Lev√°ntate que ha llegado mi marido.
El hombre se levanta apresurado, cuando se logra poner el pantalón se tira por la ventana tratando de escapar, a los cinco minutos regresa al cuarto donde estaba la
mujer y le dice:
-¬°Tonta, si tu marido soy yo!

Tags: camas, pantalones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+