XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de IKEA

Otros chistes

Chiste de cortos, buenos

Un camillero mientras lleva al paciente camino del quirófano:
- Pero ¬Ņpor qu√© tiembla usted tanto?
- Es que he oído que la enfermera decía que la operación de apendicitis es muy sencilla y que no había por qué estar nervioso y que todo iba a salir bien.
- Pues claro, todo eso se lo dijo para tranquilizarle porque es verdad.
- No, no, si es que no me lo decía a mi, sino al cirujano!

Tags: doctores, hospitales, operación, apendicitis, enfermeras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de Jaimito, verdes, ni√Īos

Va Jaimito a la escuela, y el profesor le dice:
- Jaimito para ma√Īana quiero que me traiga 3 nombre de frutas .
Al acabar la clase el profesor le entrega una carta a Jaimito y le dice: - Entrégasela a tu hermana.
De camino a su casa, Jaimito abre la carta y lee: En el parque a las seis. Cuando llega a casa muy obediente Jaimito le entrega la carta a su hermana y ésta se marcha al parque, Jaimito le pregunta a su madre si puede ir y le dijo que sí. Una vez allí, Jaimito observa como el profesor le tocaba los pechos a su hermana.
Al día siguiente el maestro en la escuela le pregunta a Jaimito:
- Jaimito dígame las tres frutas. Y éste contesta:
- Mire profesor como usted vuelva a tocarle los melones a mi hermana le voy adar una patada en su banana que le van a saltar los kiwis.

Tags: frutas, colegios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos

El Salvaje Oeste.
- ¡Soldados! ¡Necesitamos voluntarios! EI ejército pide vuestra ayuda. Vayan al territorio de los indios y por cada cabellera de Sioux que consigan traer al fuerte les daremos ¡100 dólares en oro!
Sólo se ofrecen dos voluntarios: Tom y Sam, que parten al territorio indio.
Al caer la noche, montan sus carpas. Casi al amanecer Tom oye el chasquído de una ramita. Se despierta y ve que alrededor del campamento hay 700 indios sioux con pinturas de guerra, rodeándolos en absoluto silencio.
Tom no puede creer lo que ve y grita:
- ¬°¬°¬°Sam!!! ¬°Sam, despierta! ¬°¬°¬°Somos ricos!!! ¬°¬°¬°Somos ricos!!!

Tags: indios, militares, dinero

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+