XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de iphone

Otros chistes

Chiste de abogados, buenos, largos, religión

Un abogado llega tarde a un importante juicio y no encuentra estacionamiento... Levanta los ojos al cielo y dice:
- Señor, por favor, consígueme un sitio para aparcar y te prometo que iré a Misa los domingos del resto de mi vida, dejo las malas compañías y el vicio. Además jamás en mi vida me volveré a emborrachar... ¡¡¡Y dejo de acostarme con mi secretaria, que además está casada!!!
Milagrosamente, en ese momento, aparece un sitio libre, el hombre aparca y dice:
-No te preocupes Señor que ya encontré uno, pero gracias de todos modos

Tags: Dios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de políticos, largos

Rajoy y su chófer se trasladan por carretera al Valle de los Caídos, cuando cerca de Alcalá de Henares súbitamente aparece un cerdo, y sin poder evitarlo lo atropella, matándolo instantáneamente. Rajoy le dice a su chófer:
- Localiza la granja de donde proviene y explícales lo sucedido, hay que reclamar los daños que nos ha ocasionado.
Tres horas más tarde, regresa el chófer tambaleándose, con una botella de vino en la mano,una caja de puros “Farias” en la otra y el cabello y la ropa totalmente desarreglados.
- ¿Qué ha pasado? – pregunta Rajoy a su chófer,
Y este le responde:
- Encontré al granjero dueño del cerdo y me regaló esta botella de vino, su mujer los puros “Farias” y su hermosa hija me hizo el amor tres veces de una manera salvaje.
- ¡¡¡Po´s, po´s!!!, ¿Que les dijiste?
- Les dije:
- Soy el chófer del Sr. Rajoy y acabo de matar al cerdo!!

Tags: granjas, granjeros, puros, chóferes, cerdos, Rajoy

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos

Este es un tío que llega a una farmacia y pide algo para la diarrea. El farmacéutico de guardia, que hacía poco que ha empezado a trabajar, se confunde y le da un laxante.
El hombre sale de la farmacia y se toma el laxante. Inmediatamente empieza a notar los efectos y echa a correr como un descosido hacia su casa. A eso de 200 metros le para un peatón y le pregunta:
- Perdón, ¿Sabe usted donde hay una farmacia?
- Si. Siga la linea amarilla!!!

Tags: farmaceuticos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+