XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de iphone

Otros chistes

Chiste de buenos, amigos

Dos amigos se encuentran y uno le dice al otro:
- Pues he estado en Portugal de vacaciones.
- Y qué tal por allí? Qué tal las lusas??
- Las lusas? Esto...si, muy bien...
El amigo vuelve a su casa y busca el significado de lusas en el diccionario y ve que se trata del gentilicio de las portuguesas.
Al tiempo se vuelven a encontrar:
- Hombre!! Que tal todo??
- Pues bien, acabo de venir de Alemania!
- Ah si? Y cómo te fue? Te gustó? Qué tal las teutonas?
- Eh...bien, las teutonas bien.
El hombre va a casa y busca en el diccionario la palabra teutona, y ve que es el gentilicio de las mujeres de Alemania.
Al cabo de unos meses se encuentran:
- Hombre tío! Qué tal?? Cómo te va?
- De maravilla, acabo de venir de Egipto.
- Ah si?? Y qué tal por allí? Te gustaron las pirámides?
- Las pirámides? Uf tío, me acosté con 2. Unas fieras en la cama!

Tags: viajes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Resulta que un conocido tipo se compra un auto √ļltimo modelo y lo sale a probar por la autopista.
Pone primera (60 km/h), segunda (90 km/h) tercera (110 km/h). Cuando estaba acelerando para poner cuarta una Ninja (moto) se le pone a la par. El conductor de la moto inclina su cabeza, mirando al conductor del automóvil, con la mirada fija hacia los ojos del tipo le dice:
- ¬ŅConoces la Ninja?, acelera la moto a fondo y se escapa a gran velocidad.
El conductor del automóvil muy ofendido por el insulto del motorista, acelera hasta alcanzarlo. Cuando estaban a la par nuevamente, el motorizado le dice por segunda vez:
- ¬ŅConoces la Ninja?, y otra vez se escapa a gran velocidad.
El conductor empieza a acelerar hasta alcanzarlo. El hecho se repite, y así una vez más el motorista se aleja pero esta vez, a una velocidad que el automóvil no puede alcanzar.
Luego de conducir tranquilo por un rato al llegar a una curva ve al motorista tirado en el suelo, la moto 30 metros m√°s adelante toda rota. El motorista agonizando en el suelo, el conductor se acerca y le dice:
- Ja, eso te pasa por andar provocando a la gente con tu motito. Mira lo que quedó de tu moto.
A lo que el motorista como puede responde:
- Yo te preguntaba si conocías la Ninja, para ver si sabías dónde estaba el freno...

Tags: coches, motos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+