XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de iternacionales

Otros chistes

Chiste de ancianos

En una aldea, le dice una vieja muy gorda a su nieto:
-Hoy cocemos pan. Vete al camino y trae bosta (mierda de vaca) para sellar la puerta del horno, así no se escapará la calor.
El niño se va, poco después viene con la bosta en un caldero, y le pregunta la abuela:
-¿Qué pasaría si la bosta se mezclase con el pan?
-Lo que no mata engorda, chaval, lo que no mata engorda.
-Hoy yo no voy a comer el pan.
¿Por qué?
-Porque tu gordura de comer pan solo no es.

Tags: nietos, panes, hornos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de políticos, largos

Rajoy y su chófer se trasladan por carretera al Valle de los Caídos, cuando cerca de Alcalá de Henares súbitamente aparece un cerdo, y sin poder evitarlo lo atropella, matándolo instantáneamente. Rajoy le dice a su chófer:
- Localiza la granja de donde proviene y explícales lo sucedido, hay que reclamar los daños que nos ha ocasionado.
Tres horas más tarde, regresa el chófer tambaleándose, con una botella de vino en la mano,una caja de puros “Farias” en la otra y el cabello y la ropa totalmente desarreglados.
- ¿Qué ha pasado? – pregunta Rajoy a su chófer,
Y este le responde:
- Encontré al granjero dueño del cerdo y me regaló esta botella de vino, su mujer los puros “Farias” y su hermosa hija me hizo el amor tres veces de una manera salvaje.
- ¡¡¡Po´s, po´s!!!, ¿Que les dijiste?
- Les dije:
- Soy el chófer del Sr. Rajoy y acabo de matar al cerdo!!

Tags: granjas, granjeros, puros, chóferes, cerdos, Rajoy

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos, amigos

Dos amigos van por el campo.
Se encuentran una escopeta con los cañones recortados.
Sin saber muy bien lo que es, uno de ellos se pone a mirar por los cañones a modo de prismáticos.
Mientras el otro hurga en los gatillos y claro, se dispara.
Los ojos del que miraba por los cañones, se le saltan de las órbitas.
El otro le dice: ¡No me mires así que yo también me he asustado!.

Tags: tontos, escopetas, ojos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+