XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de jabón

Otros chistes

Chiste de cortos, buenos

En un manicomio, una de las enfermeras ve a un paciente escribiendo.
- Hola Pepe, que haces ?
- Estoy escribiendo una carta.
- Y a quien se la vas a mandar ?
- A mi mismo.
La enfermera siguiendo el juego comenta:
- Aja, ya veo... y dime, qué te cuentas ?
Ante esta pregunta responde el loco extrañado:
- ¿cómo quiere que lo sepa? Si todavía no la he recibido!

Tags: locos, manicomios, enfermeras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, infidelidad

La señora llega a casa de su hija y encuentra a su yerno furioso preparando una maleta.
- ¿Qué pasa?- pregunta ella.
- ¿Que qué pasa? ¡Le voy a decir exactamente lo que pasa, señora! Le mandé un e-mail a Catalina diciéndole que hoy regresaba a casa de mi viaje de trabajo. Llegué a casa y ¿puede adivinar lo que me encontré?... A mi esposa, sí, ¡su hija!, con un hombre desnudo en nuestra cama. Este es el fin de nuestro matrimonio. ¡Yo me largo de aquí para siempre!
- ¡Cálmate! - dice la suegra. - Hay algo que no me cuadra. Catalina nunca haría una cosa de esas. Yo la crié y la conozco bien. Espera un momento mientras
yo averiguo qué fue lo que pasó.
Un momento después regresa la suegra con una sonrisa enorme.
- Ya ves, te dije que tenía que haber una explicación lógica y la hay, lo que pasa es que ¡Catalina no recibió tu e-mail!

Tags: email, suegras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Robenito Grasso era un tipo muy simpático. Una tarde entró sonriendo en la peluquería y le dijo al encargado.
- Quiero que me haga un corte de pelo de la siguiente forma: del lado derecho, me deja el pelo a ¡a mitad de la oreja. Del lado izquierdo, me recorta bastante para que se me vea la oreja completa. En la nuca, me hace varias entradas. En la parte de arriba, me corta mucho pelo para que se me note bien el cuero cabelludo. Y en la parte de la frente, me deja un mechón de cabello que me llegue hasta la nariz; Lo suficientemente largo como para que me pueda hacer unas bonitas trenzas.
- Ése es un corte de pela muy raro. ¡Es imposible! No se lo puedo hacer.
-¿Cómo que no? ¡Si eso es lo que me hizo la última vez que vine aquí!

Tags: peluqueros, peluquerías

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+