XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de jefe

Otros chistes

Chiste de buenos

Una chica visita a su ginecólogo para que la revise pues dice que no se siente bien. Éste la examina y le dice:
- Señora, felicidades, usted va a ser madre.
Ella muy enojada le dice:
- ¡Jamás me ha tocado un hombre en mi vida!
Entonces, el médico se dirige al mueble archivo, de donde toma unos prismáticos y se pone a mirar por la ventana hacia el cielo.
La mujer muy extrañada le dice:
- ¿Qué hace usted mirando por la ventana?
El médico le responde:
- Señora, la última vez que pasó un caso como el suyo fue hace 2000 años y vinieron tres reyes magos. Esta vez no me quiero perder el acontecimiento.

Tags: ginecólogos, reyes, magos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, buenos, borrachos

Tres borrachos salen de un bar y piden un taxi.
El taxista vio que estaban muy mal, así que cuando entran en el coche y al momento de encender el motor, lo apaga y dice: “¡¡LLEGAMOS!!”.
El primer borracho le paga, el segundo le da las gracias, y el tercero le da una bofetada...
El taxista, sorprendido, pensando que el tercero se dio cuenta del engaño, le pregunta: ¿por qué me ha pegado?
El borracho le dice: “¡¡Pa que no corras tanto, loco, que casi nos matamos!!”.

Tags: taxistas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ladrones, dinero

El gallego Manolo se encontraba viviendo en Argentina, y estaba pasando por serios apuros económicos, cuando decidió meterse de lleno en la galopante industria del secuestro.
Fue al parque más cercano, se escondió detrás de un árbol y agarró al primer niño que pasó, lo llevó a su casa y escribió la siguiente nota:
-'Que he secuestrao a vuestro hijo, si lo queréis tener vivo y de regreso con vosotros, dejad mañana detrás del árbol de ucalitus a las 7:00 de la mañana, una bolsa de supermercado con 10.000 $.
Firmado: -'El Gallego'-.
Dobló la nota y se la puso en el bolsón al niño, al que le dice:
- 'Vete directo a tu casa y enseña a tus padres la nota'-.
Al día siguiente encontró la bolsa de supermercado en el parque, según las instrucciones, con los 10.000 $ y con la siguiente nota:
- '¡Joder; que no puedo creer que un gallego le haga ésto a otro gallego!'-.

Tags: gallegos, secuestros, niños

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+