XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de Jehová

Otros chistes

Chiste de animales, amigos, largos, buenos

Van dos amigos caminando por el desierto y uno le dice al otro:
- No puedo aguantar la sed.
- Tranquilo, que pronto llegaremos a un pozo dentro de poco..
Llegan al pozo, se acercan y comentan:
- Parece que no se ve agua aquí.
- Espera que tiraré una piedra.
Mira a un lado y otro y ve una gran piedra, la agarra y la tira dentro del pozo.
- Pues parece que está profundo.
- Espera que ya llegará, le dice el amigo.
En esto ven bajar una cabra corriendo hacia el pozo.
- Mira la cabra esa, ¡Como corre!
La cabra se tira de cabeza al pozo, y dice uno:
- Esta tenía más sed que tú, ¿Eh?
Entonces, aparece el cabrero y les pregunta:
- Buenas tardes, ¿Han visto una cabra por aquí?
- Sí señor, acaba de tirarse al pozo, pobrecilla, seguro que tenía sed.
- Pero cómo se va a tirar al pozo la cabra, si la tenía yo aquí, amarrada a una piedra!

Tags: cabras, pozos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, médicos

Van dos amigos en coche por la carretera y se encuentran con un motorista inconsciente tirado en la cuneta. Uno de ellos se pone un poco nervioso...
- Y no llevamos móvil para avisar a una ambulancia ni nada, ¿qué hacemos?
El otro le toma el pulso al motorista y comprueba que está vivo, así que le dice a su amigo:
- "Mira, voy a buscar ayuda y tú te quedas con él. No se te ocurra quitarle el casco, ni girarle la cabeza; mantenlo el posición de cúbito supino, pero si vomita, lo pones de cúbito lateral para que no se asfixie; si no, no lo muevas por si se ha dado dañado la espalda. Si empieza a tener convulsiones, te quitas el cinturón y se lo pones entre los dientes, sujetando la lengua en su sitio para que no se la trague. Eso sí, si ves que deja de respirar, entonces le subes la visera del casco y le haces la reanimación cardiorrespiratoria. Y si se despierta le dices que se esté quieto, que ya llega la ambulancia. Pero si no pasa nada de lo que te he dicho, no le muevas y sobre todo no le quites el casco, ¿eh?
ánimo, queenseguida vuelvo".
Se va y cuando vuelve a la media hora, se encuentra al amigo dándole por culo al motorista.
- ¿Pero, Paco, qué coño estas haciendo?
-¡Que me he liado, macho, que me he liado!

Tags: buenisimos, motoristas, cascos, gays, doctores, accidentes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+