XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de jeringuillas

Otros chistes

Chiste de malos, borrachos

Erase una vez, un borracho que abordó un autobús en el que viajaba mucha gente, y parándose en el pasillo del autobús, procedió a decir:
- Los de la derecha son unos tarados, los de la izquierda son unos idiotas, los de atrás son unos imbéciles y los de enfrente son unos estúpidos.
Cuando escuchó eso el conductor, frenó sorpresivamente, y toda la gente cayó al suelo, incluyendo al borracho, y muy enojado el chofer tomó al borracho por el cuello y le preguntó:
- ¡Ahora sí, dime, ¿Quiénes son unos tarados, unos idiotas, unos imbéciles y unos estúpidos?
Y el borracho contestó:
- Ya no lo sé, ¡Están todos revueltos!

Tags: chóferes, autobús, autobuses

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, profesiones, abogados

Dos abogados iban en un vuelo a Seattle. Uno de ellos se sentó junto a la ventana y el otro en el asiento de en medio. Al momento de despegar, un ingeniero se sentó en el asiento del pasillo, junto a los dos abogados. El ingeniero se quitó los zapatos y se disponía a dormir cuando el abogado de la ventana dijo:
- Creo que voy a levantarme por una Coca.
- No hay problema, yo se la traigo - dijo el ingeniero.
En cuanto fue por el refresco, uno de los abogados tomó uno de los zapatos del ingeniero y escupió dentro. Cuando volvió con la coca, el otro abogado dijo:
- Ya se me antojó. Yo también voy a ir por una. Nuevamente el ingeniero se levantó gentilmente por otra Coca; en cuanto se fue el otro abogado tomó el segundo zapato del ingeniero y escupió dentro de él. El ingeniero regresó y todos se sentaron por un buen rato sin hablar. Cuando el avión estaba aterrizando, el ingeniero se puso los zapatos y descubrió lo que había pasado. Entonces se puso muy serio y dijo:
- ¿Hasta cuando va a seguir esto? ¿Este celo entre nuestras profesiones? ¿Este odio? ¿Esta animosidad? ¿Este escupir en los zapatos y MEAR dentro de las Coca-Colas?

Tags: ingenieros, refrescos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Era un pescador que todos los sábados, a las 6 de la mañana, acudía a pescar a San Carlos de la Rapita. Prepara los aparejos y el anzuelo y los echa al agua.
Al rato un tío se le pone al lado.
Sábado, ocho de la mañana, el pescador con la caña y el tipo al lado.
Sábado , una de la tarde, el tío con la caña y el menda al lado.
Sábado, siete de la tarde, el tío con la caña y el nota al lado.
Domingo, seis de la mañana, el tío con la caña y el tipo al lado.
Domingo, una de la tarde, el tío con la caña no puede más y le dice:
- A usted también le gusta la pesca ¿no?.
- ¡A mí, que va, yo no tendría paciencia oiga!.

Tags: pescadores, absurdos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+