XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de jueces

Chiste de cortos, buenos, navidad, ladrones

Como el juez prometió ser suave por Navidad, le pregunta a un acusado:
- Hombre! bienvenido a mi juzgado, ¬ŅDe qu√© se le acusa?¬Ņquiere un caf√©? Guardias traigan un caf√©!
- Se√Īor, me acusan haber hecho mis compras navide√Īas con anticipaci√≥n.
- Hombre, pero eso no es un delito, ¬ŅCon cu√°nta anticipaci√≥n las compr√≥ usted?
- Antes que abrieran la tienda.

Tags: jueces, juez, navidad, tiendas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, cortos, malos, verdes

En una demanda de divorcio, el juez pregunta a la demandante:
- Se√Īora ¬Ņest√° usted segura de lo que est√° pidiendo? ¬ŅQuiere el divorcio por COMPATIBILIDAD DE CARACTERES? ¬ŅNo ser√° lo contrario?
La mujer le contesta al juez:
- ¬°No, se√Īor juez! Es por COMPATIBILIDAD. A m√≠ me gusta el cine, y a mi marido tambi√©n. Me gusta ir a la playa, y a √©l tambi√©n. Me gusta ir al teatro, y a √©l tambi√©n. A m√≠ me gustan los hombres... ¬°y a √©l tambi√©n!

Tags: divorcios, jueces, juez

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, malos, ancianos, amigos

Pepe y Manolo son dos amigos de la tercera edad que se veían en el parque todos los días para alimentar a las palomas, observar a las ardillas, discutir los problemas del mundo, etc. Pero un día Pepe no llegó.
Manolo no se preocupó mucho pensando que quizá estuvo resfriado o algo parecido. Pero después de una semana, Manolo realmente se preocupó, no sabía dónde vivía Pepe, por lo que no podía averiguar qué le había pasado.
Pasado un mes, Manolo fue al parque y sorpresa; allí estaba Pepe.
Manolo se alegró tanto de verlo que le dijo:
Por lo que más quieras Pepe, dime qué te pasó.
Pepe le contestó: He estado en la cárcel.
¬ŅEn la c√°rcel?, replic√≥ Manolo. ¬ŅQu√© te pas√≥?
Bueno, dijo Pepe, ¬Ņconoces a Angelines, la linda camarera rubia de la cafeter√≠a donde voy a menudo?
Claro, dijo Manolo... la recuerdo. ¬ŅQu√© pasa con ella?
Bueno, un d√≠a me demand√≥ por violaci√≥n. A mis 87 a√Īos, yo estaba tan orgulloso que... cuando fui al juzgado, me declar√© culpable.
... Y el maldito Juez me condenó a 30 días de cárcel por mentiroso.

Tags: viejos, jueces

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de cortos, buenos, infidelidad, matrimonios

En un balneario, la propietaria de una peque√Īa casa de apartamentos de alquiler acompa√Īa a una joven pareja al suyo. Despu√©s de haber recogido la paga y de haberles mostrado donde esta el mar, se pregunta si los inquilinos necesitaran algo.
- No, gracias, responde el muchacho.
- Y para su mujer...?, dice la propietaria.
- Ah!, hace usted bien en record√°rmelo. ¬ŅTiene un sobre y unos sellos?

Tags: balneario

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, verdes, cortos, matrimonios

Una mujer de 25 a√Īos le cuenta a una amiga sobre su matrimonio con un se√Īor de 75 a√Īos.
Es tan caballero... me trae flores todos los días, me regala bombones, me lleva de paseo, fuimos de vacaciones a Hawai, me compra ropa todas las semanas, me lleva al cine, al teatro, de cenas a los mejores restaurantes, joyas.
- ¬ŅY en la cama? - pregunta la amiga.
- En la cama hacemos el tratamiento.
- ¬ŅQu√© tratamiento?
- √Čl trata y yo miento.

Tags: jovenes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones, borrachos, camareros

Entra un hombre en un bar y el camarero educadamente le pregunta:
- ¬ŅQu√© le sirvo?
A lo que el hombre le contesta:
- Me sirve... tres cervezas.
- ¬Ņtres cervezas? - Le pregunta el camarero sorprendido.
- Si, una para mí, otra para ti, y otra para tu puta madre.- Le contesta el hombre.
El camarero sorprendido y a la vez mosqueado se aguanta las ganas de darle un buen pu√Īetazo, por respeto y por temor a ser despedido, ya que piensa... puede que sea la √ļltima vez que venga por all√≠, y no merece la pena ponerse a malas‚Ķ.. por lo que le sirve las tres cervezas.
Al día siguiente el camarero al poco de abrir el bar, ve sorprendido que acaba de entrar el mismo hombre del día anterior.
El hombre se acerca hasta él y le dice:
- Quiero que me sirvas 3 cervezas.
El camarero con precaución por lo sucedido el día anterior le vuelve a preguntar:
- ¬ŅTres cervezas?, vamos a ver ¬Ņhoy para qui√©n son?
El hombre le responde:
- Una para mí, otra para ti, y otra para tu puta madre.
El camarero no se puede aguantar las ganas, sale de la barra y le da una buena paliza. Al final el hombre se va magullado y casi sin poder andar. El due√Īo del bar que ha visto lo sucedido no despide al camarero, ya que cree que el comportamiento de su empleado ha sido justificado.
Al día siguiente el camero colocaba está colocando las jarras de cerveza, cuando todo incrédulo ve aparecer por la puerta al mismo hombre con un ojo morado, la pierna derecha vendada y el brazo izquierdo en cabestrillo. El hombre se acerca a él y le dice:
- Quiero 2 cervezas.
El camarero bastante mosqueado le pregunta.¬ŅDos cervezas, para qui√©n?,
- Una para mí, y otra para tu puta madre. Para ti nada, que te sienta mal el alcohol y te pones muy nervioso.

Tags: bares, cervezas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+