XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de jueces

Chiste de cortos, buenos, navidad, ladrones

Como el juez prometió ser suave por Navidad, le pregunta a un acusado:
- Hombre! bienvenido a mi juzgado, ¬ŅDe qu√© se le acusa?¬Ņquiere un caf√©? Guardias traigan un caf√©!
- Se√Īor, me acusan haber hecho mis compras navide√Īas con anticipaci√≥n.
- Hombre, pero eso no es un delito, ¬ŅCon cu√°nta anticipaci√≥n las compr√≥ usted?
- Antes que abrieran la tienda.

Tags: jueces, juez, navidad, tiendas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, cortos, malos, verdes

En una demanda de divorcio, el juez pregunta a la demandante:
- Se√Īora ¬Ņest√° usted segura de lo que est√° pidiendo? ¬ŅQuiere el divorcio por COMPATIBILIDAD DE CARACTERES? ¬ŅNo ser√° lo contrario?
La mujer le contesta al juez:
- ¬°No, se√Īor juez! Es por COMPATIBILIDAD. A m√≠ me gusta el cine, y a mi marido tambi√©n. Me gusta ir a la playa, y a √©l tambi√©n. Me gusta ir al teatro, y a √©l tambi√©n. A m√≠ me gustan los hombres... ¬°y a √©l tambi√©n!

Tags: divorcios, jueces, juez

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, malos, ancianos, amigos

Pepe y Manolo son dos amigos de la tercera edad que se veían en el parque todos los días para alimentar a las palomas, observar a las ardillas, discutir los problemas del mundo, etc. Pero un día Pepe no llegó.
Manolo no se preocupó mucho pensando que quizá estuvo resfriado o algo parecido. Pero después de una semana, Manolo realmente se preocupó, no sabía dónde vivía Pepe, por lo que no podía averiguar qué le había pasado.
Pasado un mes, Manolo fue al parque y sorpresa; allí estaba Pepe.
Manolo se alegró tanto de verlo que le dijo:
Por lo que más quieras Pepe, dime qué te pasó.
Pepe le contestó: He estado en la cárcel.
¬ŅEn la c√°rcel?, replic√≥ Manolo. ¬ŅQu√© te pas√≥?
Bueno, dijo Pepe, ¬Ņconoces a Angelines, la linda camarera rubia de la cafeter√≠a donde voy a menudo?
Claro, dijo Manolo... la recuerdo. ¬ŅQu√© pasa con ella?
Bueno, un d√≠a me demand√≥ por violaci√≥n. A mis 87 a√Īos, yo estaba tan orgulloso que... cuando fui al juzgado, me declar√© culpable.
... Y el maldito Juez me condenó a 30 días de cárcel por mentiroso.

Tags: viejos, jueces

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de políticos, malos

Rajoy est√° en un bar acompa√Īado de Zapatero, cuando comienza el telediario de las 21:00.
El presentador cuenta la historia de un hombre que está en el ático de un edificio y que amenaza con saltar al vacío.
Zapatero mira a Rajoy y le pregunta:
- ¬ŅCrees que va a saltar?
- Eso parece - dice Rajoy.
- Pues yo creo que no - responde Zapatero.
Rajoy coloca un billete de 500 EUR sobre la barra y dice:
- ¬ŅApostamos?
Justo en el momento en que Zapatero pone su billete sobre la barra, el hombre salta y se mata.
Zapatero, muy afectado, le da su billete a Rajoy y le dice:
- Una apuesta es una apuesta. Toma tu dinero.
Luego, Rajoy admite:
- Yo había visto el telediario de las 15:00 y sabía que se tiraría.
Zapatero responde:
- Yo también lo había visto, pero jamás pensé que se volvería a tirar...

Tags: Rajoy, Zapatero

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, médicos, infidelidad

Esto es una mujer que va al centro médico a recoger el resultado de los análisis de su marido.
Cuando le toca su turno, un enfermero le informa que existe un problema ya que tienen otro paciente con el mismo nombre y apellido que el de su marido y no saben cuál es el resultado analítico que corresponde a cada uno. Uno tiene Alzheimer y el otro una enfermedad venérea.
- Entonces….- dice la mujer - como podemos saber lo que tiene mi marido.
- Mire se√Īora. - dice el enfermero - Para saber si es una cosa u otra, la soluci√≥n que hemos pensado es la siguiente:
- Lleve a su marido a un centro comercial o a un parque p√ļblico. Cuando est√©n all√≠, lo despista y lo deja solo. Si su marido logra volver solo a casa, no se acueste con √©l.

Tags: alzheimer

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+