XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de juez

Chiste de cortos, buenos, navidad, ladrones

Como el juez prometió ser suave por Navidad, le pregunta a un acusado:
- Hombre! bienvenido a mi juzgado, ¿De qué se le acusa?¿quiere un café? Guardias traigan un café!
- Señor, me acusan haber hecho mis compras navideñas con anticipación.
- Hombre, pero eso no es un delito, ¿Con cuánta anticipación las compró usted?
- Antes que abrieran la tienda.

Tags: jueces, juez, navidad, tiendas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, cortos, malos, verdes

En una demanda de divorcio, el juez pregunta a la demandante:
- Señora ¿está usted segura de lo que está pidiendo? ¿Quiere el divorcio por COMPATIBILIDAD DE CARACTERES? ¿No será lo contrario?
La mujer le contesta al juez:
- ¡No, señor juez! Es por COMPATIBILIDAD. A mí me gusta el cine, y a mi marido también. Me gusta ir a la playa, y a él también. Me gusta ir al teatro, y a él también. A mí me gustan los hombres... ¡y a él también!

Tags: divorcios, jueces, juez

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de matrimonios, borrachos, largos, buenos

Un recién casado se va con los amigotes de copas. El hombre le promete a la mujer que estará de regreso antes de la medianoche pero, como suele pasar, la fiesta se extiende, el tío se agarra un pedo de la leche y le dan las tres de la madrugada entrando por la puerta de su casa.
Justo en ese momento, el reloj da tres campanadas y el tipo, temiendo que su mujer se despierte, imita las campanadas dang, dang... nueve veces más para que piense que son las doce de la noche.
- Oye, me ha salido que te cagas, seguro que ni se ha enterado y se mete en la cama.
A la mañana siguiente, la mujer le pregunta que a qué hora llegó. El le responde:
- A la medianoche, mi amor.
- Ya, ya. Oye Pepe, creo que vamos a tener que comprar otro reloj.
- ¿Cómo que otro reloj?
- Si, es que este debe estar roto ¿Sabes?.
- ¡Pero si da la hora perfectamente!
- ¡Y tan perfectamente! Anoche dio tres campanadas, hizo una pausa, dio otras 4 campanadas, se aclaró la voz con un carraspeo, dio 3 campanadas más, se tiró un pedo, dio las dos últimas y se descojonó de risa.

Tags: relojes, campanas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+