XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de latas

Otros chistes

Chiste de animales

Una pareja de novios van por el campo. Ella va vestida todo de rojo. Se les aparece un toro. Ella queda petrificada. El echa a correr. Se sube a un √°rbol y le dice la muchacha:
-¡ Quítate el vestido! Así no te entrará.
La joven se quita el vestido y se queda en bragas y sujetador, que también son rojos. El toro baja la cabeza y comienza a bufar. El novio, desde el árbol le dice a la muchacha:
-¬°Quita las bragas y el sujetador!
La joven se quita bragas y sujetador. El toro levanta la cabeza y se le estira la herramienta. El novio., al ver el tama√Īo del aparato le dice a la muchacha:
-Prep√°rate para lo peor.
La muchacha, asustada, pregunta a su novio:
-¬ŅMe va a entrar?
-T√ļ sabr√°s, Marta, t√ļ sabr√°s.

Tags: toros, ropa, parejas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, buenos

Una pareja de amigos cazadores se encuentra en el bosque dispuesta a practicar su deporte favorito cuando, de repente, uno de ellos cae desplomado al suelo, con los ojos en blanco y al parecer sin respiración. El otro cazador desenfunda rápidamente el teléfono móvil y llama a los servicios de emergencia:
-Oiga, mi amigo ha muerto, mi amigo ha muerto, ¬Ņqu√© puedo hacer?-pregunta desesperado.
La telefonista, con voz calmada, le responde:
-Tranquilícese. Yo estoy aquí para ayudarle. Y lo primero que debe hacer es asegurarse que su amigo esté realmente muerto.
Se hace un silencio en la línea y, al cabo de un rato, se escucha un tiro. El cazador vuelve a ponerse al teléfono:
-Bueno, eso ya est√° resuelto. ¬ŅY ahora qu√©?

Tags: cazadores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, animales, malos, largos

Un se√Īor que ten√≠a una gata, estaba harto de que le ara√Īase todos los muebles de la casa y no sab√≠a como deshacerse de ella, se fue al monte y la dejo abandonada. Despu√©s de unos d√≠as la gata regres√≥.
El se√Īor se la volvi√≥ a llevar y la tir√≥ del otro lado del monte, y la gata volvi√≥. Desesperado, le pregunt√≥ a un amigo, c√≥mo lo pod√≠a hacer para que no volviera y √©ste le dio algunas indicaciones:
- Cruza el monte, ve al r√≠o y cr√ļzalo, gira a la derecha, luego a la izquierda,otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.
Después de una semana, se encuentra con el amigo, todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y le pregunta:
- ¬ŅC√≥mo te fue?
- Qué quieres que te diga, que si no es por la gata, ¡no regreso!

Tags: monta√Īas, gatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+